·

Garramuño dio por terminadas las negociaciones con Martín

Anunció formalmente que no hubo acuerdo para conformar una alianza con el intendente de Río Grande.. EL MPF ya analiza conformar una fórmula propia. Analizan dentro del partido provincial el panorama político.

El referente del MPF y ex intendente de Ushuaia, Jorge Garramuño, rompió el silencio y confirmó que “se ha finalizado el tiempo de dialogo con el martinismo”, desechando así la posibilidad de un acuerdo con este sector político de la UCR. Insistió que “nosotros consideramos que las negociaciones con el martinismo están agotadas”. Adelantó un trabajo programático de cara a las elecciones del 2011. No desechó la posibilidad de establecer un diálogo con otras fuerzas políticas. Resaltó que “de no poder acordar un proyecto programático de provincia, el Movimiento Popular Fueguino tiene los hombre y mujeres necesarios para representar todos los estamentos”. Remarcó que “se analizarán todos los caminos que debemos dar como partido” dejando entrever la posibilidad de disputar la Intendencia de Ushuaia.

RIO GRANDE.- El ex Intendente de Ushuaia, Jorge Garramuño se refirió al caduco acuerdo con la UCR fueguina al entender que “estamos realizando un encuentro político con las líneas mayoritarias del partido en la ciudad de Río Grande, analizando el panorama y el proyecto político a futuro y las diversas alternativas” confirmando que “nosotros consideramos que las negociaciones con el martinismo están agotadas” sentenciando que “el acuerdo con la Unión Cívica Radical se ha caído, puesto que desde el martinismo se nos ha planteado la necesidad de prolongar la discusión hasta el mes de febrero y nosotros consideramos que esto sería erróneo a los efectos de poder trabajar interna y externamente”.

Garramuño, compartió la definición política del MPF, con los históricos del partido; Oscar Mingorance; Cano Andrade; los legisladores, Damián Löffler, Roberto Frate, Mónica Úrquiza; la Concejal, Miriam Boyadjian; el Concejal y Estatuyente (MC) Arturo Andrade; y el Presidente de la Departamental Río Grande, Pablo Márquez, quienes dieron un total respaldo a la definición política expresada por el referente del MOPOF.

En este sentido, el máximo referente del partido provincia lamentó todo el tiempo perdido en las negociaciones e indicó que “nosotros creemos que este proyecto programático se tendría que haber definido hace tiempo y como estructura partidaria no podemos esperar más” remarcando que “a los efectos de salvar las relaciones personales y los respetos que nos tenemos decidimos dar por caídas todas las negociaciones realizadas hasta el momento” sentenciando que “hoy finaliza un camino y el MPF como partido tiene que comenzar a construir una nueva etapa, analizando las diversas alternativas que se puedan plantear de cara al 2011”.

Al ser consultado sobre las fallas que tubo el acuerdo, Garramuño fue muy claro e indicó que “la visión de los conflictos, de los problemas que tiene la provincia y los remedios que debemos implementar, existe una coincidencia muy marcada” y enfatizó que “la ruptura con el martinismo pasa por una diferencia de criterios en los tiempos de definiciones políticas de un sector y de un partido político como el MPF”, señalando que “por un lado la UCR quiere más tiempo y nosotros creemos que los tiempos se agiotaron”, lamentando que “hubo mucho tiempo perdido y no podemos establecer un acuerdo cuando en estas cuestiones esenciales, ya no coincidimos”.

El ex Intendente de Ushuaia volvió a insistir que “no podemos seguir de esta manera, y por en los creemos necesario que la UCR, siga su camino y nosotros construyamos el nuestro, sobre todo para no dañar las relaciones personales y el trabajo ya realizado hace tiempo con la UCR” remarcando que “a partir de acá el MPF trabajará en su proyecto político propio de cara al 2011”.

En referencia a la responsabilidad política de la falla en el acuerdo el referente del MPF sostuvo que “sin duda la respuesta es compleja, seguramente Jorge Martín tenga su grado de responsabilidad por ser uno de los referentes importantes en esta negociación” pero destacó que “esta no es una respuesta que pueda dar yo, lo único que sabemos es que ante la necesidad de una definición política del acuerdo, desde el martinismo se nos expresó la necesidad de esperar a febrero, cuestión que nosotros no podemos esperar”.