·

Procesan al proveedor de Moyano también por defraudación

La situación de Marcos Hendler complica cada vez más al líder de la CGT.

El juez Claudio Bonadio, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11, dispuso el procesamiento sin prisión preventiva de Marcos Hendler, dueño de la Droguería Urbana y proveedor de la Obra Social de Camioneros, por «defraudación contra la administración pública» en la una causa de los remedios truchos.

La medida también alcanza a un ex titular de la Administración de Programas Especiales (APE), Hugo Solá, y al auditor de la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca) Daniel Lombardero, según informó hoy el Centro de Información Judicial (CIJ). Ambos están acusados por el mismo delito que Hendler también por «uso indebido de marca registrada». El magistrado ordenó trabar un embargo por $200.000 sobre los bienes de cada uno de los procesados.

Marcos Hendler, dueño de la Droguería Urbana y proveedor de la obra social de los camioneros del líder sindical Hugo Moyano, ya había sido procesado el juez federal Norberto Oyarbide -también sin prisión preventiva- como presunto miembro de una «asociación ilícita». Oyarbide ordenó un embargo de 500 mil pesos sobre el patrimonio de Hendler.

Moyano, más complicado. Con el procesamiento de su proveedor, la Justicia está cercando al titular de la CGT Hugo Moyano, cuya obra social ya fue allanada por orden judicial. El camionero hasta ahora negó formar parte de esa asociación acusada de estafar al Estado y de entregar a pacientes remedios truchos.

«Se habla de que hay troqueles falsificados. ¿Qué sé yo quién hace los troqueles o quién hace las imprentas? Aparece un troquel trucho y yo estoy implicado en algo, eso es un absurdo y no tiene sentido», se escudó el líder camionero. Pero la investigación se le aproxima cada vez más.