·

Norberto Fontana es el campeón del TC2000

Corriendo a su estilo y habiendo llegado segundo a la carrera final, Norberto Fontana alcanzó el domingo su segundo campeonato dentro del TC2000 luego de ser cuarto con su Ford Focus. Antes, Leonel Pernía se había despistado y el 13º no le alcanzó. Matías Rossi fue el ganador en su despedida de Renault.

La carrera, disputada bajo un intenso calor y ante un gran marco de público, ganó en emociones de principio a fin. Porque mucha era la expectativa en torno a la definición del título, y mayor aún la incertidumbre de lo que podía pasar en la pista de este singular trazado puntano ya que al momento de la largada Leonel Pernia era el campeón con 8.5 puntos de ventaja sobre Norberto Fontana, por cuanto con llegar delante de su rival le alcanzaba para lograr el objetivo.

En el momento previo a la largada Bernardo Llaver (Toyota Team Argentina) rompió un palier en plena recta principal provocando que se realizara otra vuelta previa, y se le restara una a la final, lo que le agregó nerviosismo a esta definición.

Martín Basso (Ford YPF), dueño de la pole, movió muy bien y conservó el primer lugar del pelotón seguido de Matías Rossi, quien lo buscó incesantemente hasta que antes de cumplir el primer giro logró dar cuenta del Focus del rafaelino al salir de la chicana, tomando así las riendas hasta ver flamear la bandera a cuadros merced al gran auto que le entregó este fin de semana el Renault Lo Jack Team.

Sin embargo, la mayor expectativa estaba volcada en el lugar donde se definía el título: Pernía había ganado una posición y acrecentaba sus chances, máxime porque Fontana no había podido avanzar del 12º puesto del pelotón.

En la vuelta siguiente ambos lograron avanzar un puesto antes de que Gabriel Ponce de León (Ford YPF) cediera el lugar a su coequiper, con lo que ahora la diferencia era de solo tres puestos entre ambos justo antes de que Maximiliano Baumgartner (Riva Racing) se despistara provocando el ingreso del Auto de Seguridad.

Al relanzarse Néstor Girolami (Equipo Petrobras) dejó pasar a Pernía, quien además aprovechó que Facundo Ardusso (Toyota Team Argentina) se pasó en una de las curvas para posicionarse en el 5º lugar. Fontana, expectante, marchaba en el 7º puesto.

El piloto del equipo comandado por Oreste Berta (h) se jugaba el todo por el todo en cada vuelta, muestra de lo cual es que antes de llegar a la mitad de la competencia casi lo pierde todo al intentar pasar a Ardusso para ponerse a la cola de su rival, empresa que logró de todas formas aunque perdiendo algo de tiempo respecto al resto del pelotón por la rudeza de la maniobra.

Así, al promediar la carrera se dio el primer golpe de efecto: ya no había intermediarios entre Pernía y Fontana, y la diferencia entre ambos era mínima, por cuanto se esperaba que de un momento a otro comenzara el ataque del ex piloto de Fórmula 1.

La tarea no tardó en iniciarse y al giro siguiente la distancia era de apenas 634/1000, pero antes de cumplirse una ronda más Norberto Fontana logró su cometido: lo sobrepasó y comenzó a escaparse delante del tandilense, a quien le cambió en panorama en un abrir y cerrar de ojos al perder el control de su New Civic y pasarse en una de las curvas.

El motor de Pernía se detuvo, demoró en encenderlo, y aunque logró reincorporarse a la pista perdió varias posiciones cayendo al 14º lugar viendo como se le escurrían las chances de ser campeón, ya que Fontana se ubicaba 4º a solo 6 giros para el final, lo que obligaba al entonces puntero del campeonato a avanzar al menos seis posiciones para consagrarse.

El título ya era cosa juzgada. Porque Pernía solo avanzó un lugar cuando Leonel Larrauri (Escudería Río de la Plata) le cedió el paso y no le alcanzó para lograr la hazaña.

Esta carrera dejó también un sabor a gran despedida para Matías Rossi, quien le dio a Renault su única victoria de la temporada en su última carrera para el Rombo, la única marca que no había logrado un triunfo en el año.

De esta manera, culmina de manera exitosa la primera experiencia del trabajo conjunto entre el equipo Haz y el Berta Motorsports, que posibilitó que Norberto Fontana lograra su segundo título del TC2000 después de aquel lauro obtenido en 2002 cuando ganó la corona con el Toyota Team Argentina.

“Hace rato no lloraba y no me emocionaba tanto. Por cómo se dio la competencia tuve que ir por todos, porque nadie te regala nada. Corrí como me gusta correr a mí, a fondo, y pude sortear todos los obstáculos», dijo Fontana. «Por suerte salió todo bien. La verdad no lo podía creer. Cuando crucé la meta tuve que preguntar si era campeón porque no sabía cómo estaba Pernía y cuando me enteré rompí en llanto. Salir campeón con Berta es un sueño. Corrí en la Fórmula 1, ahora esto, creo que no puedo pedir nada más, porque correr con Berta es como correr con Ferrari», agregó el flamante campeón.

Fuente: Campeones