·

La crisis de Boca no tiene fin: ahora perdió ante Newell’s

Sobre el final, un golazo de Luis Rodríguez puso a los rosarinos más cerca de entrar a la Libertadores. Los xeneizes volvieron a defraudar.

En un partido horrible, Newell’s Old Boys de Rosario le ganó hoy a Boca Juniors por 1 a 0, por obra y gracia de un golazo conseguido por la Pulga Luis Rodríguez cuando el empate parecía un hecho consumado.

El tanto del ex Atlético Tucumán, a los 40 minutos del complemento, no sólo le permite al equipo dirigido por Roberto Sensini seguir soñando con el ingreso a la Copa Libertadores, sino que también cortó una racha negativa de 614 minutos sin conseguir tantos de su equipo.

En cuanto a este Boca de Roberto Pompei, se pareció mucho al que dirigió Claudio Borghi ante River Plate: no tuvo ideas, no tuvo un hombre que manejara más o menos la pelota, y tampoco tuvo un resto anímico como para suplir todo lo demás.

Newell’s, con muy poco, fue mejor durante los primeros 15 minutos del partido. Tuvo la pelota y lateralizó su juego como vía para arrimarse al arco defendido por Javier García, pero sólo lo consiguió a través de un remate de Mauro Formica.

Boca, perdido en la mitad de la cancha se dedicó a esperar en su campo y, cuando logró conseguir la pelota, buscó hacérsela llegar al Pochi Chávez. Algo que consiguió poco y nada.

Como una ironía, a pesar de lo mal que se jugó en el primer período, ambos equipos tuvieron al menos dos ocasiones para conseguir un gol. Boca llegó a través de dos remates, uno de Matías Giménez y otro de Chávez, en los que Sebastián Peratta dio rebotes. En el segundo de ellos hubo mucho más peligro porque Christian Cellay llegó para rematar, pero Peratta alcanzó a tapar el disparo.

Sin lugar a dudas, las de Newell’s fueron las más claras. La primera llegó por un error de Clemente Rodríguez, quien, de cabeza, quiso darle la pelota a García, pero la dejó corta y cuando parecía que Mauricio Sperduti se iba al gol, no pudo dominar el balón y se lo entregó a García.

A los 42 minutos llegó la jugada que mejor refleja la realidad de Newell’s. Lucas Bernardi puso un pase preciso para el ingreso de Formica. El volante quedó mano a mano con García, el arquero tapó el remate, la pelota volvió a quedarle a Formica, quien remató mal y tiró el balón afuera.

El complemento fue igual o peor que el primero. Newell’s pudo quebrar el cero a los 4 minutos, pero el cabezazo de Sperduti se fue pegadito al palo izquierdo del arco defendido por García.

Boca siguió perdido en la cancha. Apenas el ingreso de Pablo Mouche le dio una alternativa en ataque, pero lo suyo sólo alcanzó para meter un centro que no pudo ser conectado por Palermo, quien se quedó atornillado al piso y no saltó.

El 0 a 0 parecía inamovible, pero siendo Boca uno de los protagonistas cualquier cosa puede pasar, y pasó. A los 40 minutos, varios jugadores fueron a luchar una pelota en la puerta del área grande visitante, la pelota le cayó a la “Pulga” Rodríguez, quien la empalmó con la parte interna de su botín derecho y la colgó del ángulo izquierdo.

A Boca podrían haberle dado media hora de tiempo agregado y no hubiese alcanzado el empate porque no tenía con qué. Newell’s no fue mucho más, pero ganó bien.

Fuente: DyN.