·

Productores del tabaco contra la Organizacion Mundial de la Salud

La Asociación Internacional de Cultivadores de Tabaco (ITGA) movilizó un centenar de productores de tabaco para defender su postura contraria a la adoptada por la OMS sobre la producción de tabaco y los ingredientes que se prohibirán en la fabricación de cigarrillos. Misiones está presente con tres columnas como la de la Asociación de Plantadores y la Cooperativa de Tabaco.

La Asociación Internacional de Cultivadores de Tabaco (ITGA por sus siglas en inglés), que representa a más de 30 millones de cultivadores en el mundo, lanzó una fuerte crítica contra la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusándola de estar fuera de contacto con la realidad y de ignorar totalmente las peticiones de los cultivadores de tabaco de algunas de las zonas más vulnerables del mundo.

La ira de ITGA se debe a la decisión de la OMS de presentar pautas finales a ser adoptadas por los 171 países miembros del Convenio Marco para Control del Tabaco (CMCT o FCTC por sus siglas en inglés) en una reunión que se lleva a cabo en Punta del Este, Uruguay. Los productores están enojados por la Conferencia de Partes de la OMS también ha negado la petición de ITGA para asistir a esta reunión por no presentar la documentación pertinente para realizar un examen detallado de su solicitud.

Según la Conferencia de las Partes (COP4) del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco la información preliminar revela que la organización realiza actividades que tal vez no sean conformes con los objetivos y el espíritu del Convenio, en particular  en lo que respecta al párrafo 3 del artículo 5.

Las pautas para los artículos 9 y 10 de los países miembros del Convenio Marco para Control del Tabaco, prohibirían el uso de ingredientes diferentes al tabaco en la producción de cigarrillos. Estos ingredientes son necesarios en la fabricación de productos de tabaco mezclados, compuestos principalmente de tabaco Burley y Oriental, que suman más de la mitad de los cigarrillos que se fuman en el mundo. Sin ellos, los cultivadores de Burley y Oriental verían desaparecer la demanda de sus cultivos.

«Las recomendaciones para los artículos 17 y 18 están destinadas a proveer cultivos alternativos al tabaco, pero no presentan opciones económicamente viables para los cultivadores de tabaco. La propuesta corre el riesgo de diezmar el sustento de los agricultores, condenando a millones a una vida de pobreza y mutilando la economía de muchos países en desarrollo. Uno se pregunta si los autores de estas pautas entienden lo que están haciendo», dice Antonio Abrunhosa, Director Ejecutivo de ITGA.

Para Abrunhosa «Primero te dicen que con o sin ingredientes los cigarrillos son igualmente dañinos, después van y prohíben una variedad y no la otra. ¿Cómo va eso a evitar que la gente fume? Lo único que va a lograr es llevar a la economía de países que dependen de las exportaciones de tabaco a la quiebra, junto con millones de agricultores cuyo sustento depende de cultivar tabaco.»

Lo concreto es que los los productores de tabaco enfrentan la mayor de las amenazas a su derecho de continuar cultivando tabaco. Esto se debe a las recomendaciones y directrices que la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el impacto medioambiental y social de la producción de tabaco, las alternativas a la misma cultura y los ingredientes que se prohibirán en la fabricación de cigarrillos.

Si el reglamento confirma las propuestas ya difundidas por la OMS, el impacto en la demanda y en los ingresos de los productores podría ser devastador.

La ITGA lanzó una petición global con el objetivo de lograr que los agricultores alrededor del mundo firmen el documento que le pide a los gobiernos que rechacen el borrador de las propuestas para los artículos 9, 10, 17 y 18. El objetivo es enviar un mensaje bien claro a los gobiernos del mundo de que estas pautas no son más que un desastre burocrático que va a poner a la gente que votó por ellos en la calle.»

Este documento fue presentado este miércoles 17/11 con más dce 230 mil firmas de productores de odo el mundo ante la Secretaría de la Convención

«La reglamentación propuesta respecto de los artículos 9, 10, 17 y 18 ha sido redactada por burócratas, provenientes en su mayoría del sector Salud, los que nada saben acerca de las realidades del cultivo de tabaco y los que sólo han demostrado desprecio hacia las decenas de millones de familias cuyo sustento depende del cultivo de tabaco», reza el documento.

Las propuestas relativas a los artículos 17 y 18 olvidaron por completo que su objetivo inicial era ayudar a los productores de tabaco a diversificar sus cultivos y, ahora, se centran casi exclusivamente en medidas que hacen difícil, por no decir imposible, el cultivo de tabaco.

Las propuestas relativas a los artículos 9 y 10 imposibilitarán la producción de ciertos tipos de cigarrillos que hoy en día representan casi la mitad del mercado mundial de cigarrillos.

Una prohibición de esta índole no tendrá ningún efecto positivo en la salud, puesto que muchos fumadores simplemente optarán por otros tipos de cigarrillos que no se vean afectados por la prohibición mencionada. Podría incluso tener un efecto negativo, ya que muchos otros fumadores optarían por productos de contrabando o imitación, que carecerán de todo control.

La movilización contó con la presencia de productores de la Federación de Trabajadores Rurales Rio Grande Do Soul(FETAG),Brasil. De Argentina llegaron columnas de la Asociación de Plantadores de Misiones, la Cooperativa de Tabaco de Misiones, y la Cooperativa Tabacalera de la misma provincia. » Somos Productores de Tabaco, no arruinen a 24 millones de personas, rezaba un cartel de los productores brasileños. «Defendemos a nuestras familias», rezaba otro argentino.

El Convenio Marco para Control del Tabaco (CMCT o FCTC por sus siglas en inglés) es el primer tratado firmado bajo el auspicio de la OMS.

El artículo 9 del CMCT apunta a regular el contenido de los productos de tabaco, por ejemplo, el análisis y la medición del contenido del tabaco y sus emisiones. El artículo 10 del CMCT apunta a regular la divulgación de productos de tabaco, por ejemplo, divulgación de los contenidos y emisiones de los productos de tabaco. Un grupo de trabajo, liderado por Canadá, Noruega y la Unión Europea, desarrolló para los Artículos 9 y 10 pautas detalladas a seguir por los países en el momento de implementar una legislación nacional. La última versión del borrador de las pautas recomienda la prohibición del uso de ingredientes en los productos de tabaco.

Los Artículos 17 y 18 del CMCT se refieren a alternativas al cultivo de tabaco económicamente viables. Las últimas recomendaciones son discutidas en la 4º Conferencia de las Partes y establece que «Las Partes deberán, en cooperación con organizaciones nacionales, regionales e internacionales relevantes, dejar de invertir  en la producción y/o promoción de la producción de tabaco y también reducir gradualmente el área de tabaco.»

China, uno de los mayores países productores de tabaco del mundo, propuso postegar el debate para la próxima Conferencia de Partes, sin lugar definido para su ralización. La Unión Europea y Brasil proponen que se aprueben las directrices readactada pero que la puesta en marcha del Convenio de Partes se haga de acuerdo a la legislación de cada país.