·

El Club de París aceptó negociar con Argentina sin el FMI de intermediario

La Presidente confirmó que se renegociará un pasivo de U$S 6.700 millones con un esquema de pago en cuotas. Los acreedores europeos ya no demandarán una auditoría del FMI para que el país pague.

La presidenta Cristina Fernández anunció el Club de París aceptó renegociar con Argentina la deuda en cesación de pagos sin el Fondo Monetario Interncional (FMI) como intermediario, tal como lo establecen originalmente los estatutos de los acreedores europeos.

Argentina mantiene una deuda impaga en torno a U$S 6.700 millones con el Club de París, que aún no se había regularizado porque cualquier esquema de pago en cuotas hubiera necesitado al FMI como auditor de las cuentas locales. En ese sentido, el Gobierno se ha negado a someterse a auditorías del organismo para tal fin.

Cristina Fernández adelantó que la noticia fue confirmada el martes 9 de noviembre a través de un correo electrónico enviado desde París. El esquema de pagos sería en cuotas y podría comenzar a desarrollarse a partir de 2011.

La Primera mandataria recordó que las negociaciones serán de “Estado a Estado” y no habrá bancos, asesores ni comisiones por esta operatoria.

El Gobierno redondeó este acuerdo con los acreedores europeos en la última edición del G20 en Seúl, Corea del Sur. En los primeros encuentros con tenedores de deuda se había planteado un plazo de pago de cinco años, pero tras la salida del FMI de las negociaciones se estipuló que el total de la deuda se cancelaría hasta 2013. Para este fin el Gobierno buscó el apoyo de Alemania, principal economía de Europa.

Vale recordar que para este fin el ministerio de Economía había presentado en Seúl un informe que mostraba el desempeño de las cuentas argentinas.

La Presidenta se reunió este lunes por la tarde con funcionarios del equipo economico del ministerio de Economía para tratar el tema, al igual que acuerdos por compra de cereales por parte de China e inversiones que realizará el empresario mexicano Carlos Slim.