·

Vettel construyó la sorpresa y es el nuevo campeón

El alemán de 23 años ganó en Abu Dhabi y, como Alonso no se metió entre los cinco primeros, llegó a la consagración. Había llegado a la última carrera como tercero del campeonato. Y es el campeón más joven de la historia.

La Fórmula 1 tiene a su nuevo rey. Se llama Sebastian Vettel, es alemán, tiene 23 años y se convirtió en el campeón más joven de la historia de la máxima categoría del automovilismo. El piloto de Red Bull llegó a la última carrera de la temporada en el tercer lugar, por detrás del español Fernando Alonso (Ferrari) y de Mark Webber (Red Bull). Pero no sintió la presión. Mostró todo su aplomo para ganar la carrera y quedarse con el titulo en un final dramático.

Abu Dhabi le sienta bien a Vettel. Es que el año pasado, el flamante campeón también festejó en el circuito de Yas Marina. Pero la victoria de este año tiene ese sabor inigualable. Porque nunca le tembló el pulso. Porque no se dejó llevar por la presión de la escudería que quería que el campeón fuera su compañero de equipo. Porque le arrebató el título de las manos a Alonso, el candidato de todos.

Antes de la carrera, Vettel se lamentaba: «Es raro haber hecho diez poles y no estar primero». Pero nunca perdió la fe. Largó en punta. Y no la largó hasta la vuelta 25. Mientras tanto, Alonso y Webber, que ya se habían detenido en boxes, comenzaban sus problemas para superar los otros autos. El español mantuvo un especial duelo con el ruso Petrov (Renault).

Button se hacía de la punta. Vettel lo perseguía y Hamilton, el otro candidato figuraba en la quinta posición. ¿Alonso? ¿Webber? Lejos. Ni siquiera hacían méritos para sumar. Pero Alonso comenzó a escalar posiciones. Las detenciones de Kobayashi, Hulkenberg y Buemi dejan al asturiano en el octavo lugar. Se acerca. Hay que sacar la calculadora. Es el momento de hacer números.

Pero en la vuelta 40, Vettel pasa al frente porque Button frena en boxes. Y a Alonso le surge un nuevo adversario, esta vez el otro piloto de Renault, el polaco Robert Kubica. Es cosa de dos. Vettel o Alonso. El alemán no afloja. Se escapa. El español intenta pasar al resto, pero no puede.

La bandera a cuadros es testigo del primer título de Vettel. Quinta carrera del año para el nuevo campeón. Por primera vez en el campeonato el piloto de Red Bull está en lo más alto de la tabla de posiciones. Justo para ser campeón. Alonso termina en el séptimo lugar, a cuatro puntos del nuevo rey de la Fórmula 1, al que en Alemania ya mencionan como «Baby Schumi».