·

Borghi borró a Lucchetti de la lista de concentrados para el superclásico del martes

El arquero entrenó con los titulares, pero el técnico luego lo excluyó. Trascendió que la decisión se produjo luego de una discusión. En la práctica, que no incluyó a Riquelme, el equipo se paró con línea de cuatro en defensa.

La noticia más explosiva que deparó la jornada del sábado para Boca Juniors fue la exclusión del arquero Cristian Lucchetti hasta de la lista de concentrados para el clásico del martes próximo ante River Plate en el Monumental, por la decimocuarta fecha del torneo Apertura.

Además, el talentoso armador Juan Román Riquelme no participó de la práctica de fútbol desarrollada por los titulares de Boca Juniors en La Bombonera, por una tendinitis rotuliana derecha, aunque se espera que juegue el superclásico.

Otra novedad del entrenamiento a puertas cerradas, por disposición de último momento, fue que por primera vez el director técnico Claudio Borghi dispuso una formación con cuatro en el fondo, dejando de lado su esquema táctico favorito, con tres zagueros.

Los titulares que enfrentaron a un combinado de juveniles y profesionales se alinearon así: Lucchetti; Christian Cellay, Matías Caruzzo, Juan Insaurralde, Clemente Rodríguez; Jesús Méndez, Sebastián Battaglia, Matías Giménez; Cristian Chávez; Pablo Mouche y

Martín Palermo.

De todos modos, a pesar de ese ensayo, posteriormente hubo una discusión entre el DT y Lucchetti y el guardavalla quedó definitivamente al margen del cotejo ante los Millonarios. Riquelme y Lucas Viatri, quien en toda la semana evitó el trabajo con pelota por una distensión en el isquiotibial izquierdo, permanecieron en el complejo Pedro Pompilio cumpliendo con ejercicios diferenciados.

Lo del atacante, a tres días del partido, plantea una incógnita, aunque lo más probable es que pueda actuar en el clásico componiendo la dupla ofensiva con Palermo, como ocurrió prácticamente a lo largo de todo el torneo Apertura.

Si como se espera Riquelme y Viatri juegan, el probable equipo de Boca para enfrentar a River sería el siguiente: Javier García; Cellay, Caruzzo, Insaurralde; Rodríguez, Méndez, Battaglia, Giménez; Riquelme; Viatri y Palermo.

Si Viatri, finalmente, no integrara la formación, su reemplazante natural es Mouche, pero no puede descartarse la posibilidad de que se incluya a Chávez para asociarse con Riquelme y pase a ser Palermo el único delantero fijo.

El hecho de que este sábado hayan comenzado jugando cuatro defensores no puede ser interpretado como una decisión tomada para ir a Núñez sino apenas como una prueba, pese a que no deja de llamar la atención porque el propio Borghi declaró que antes de variar el esquema iba a dejar su cargo.

Giménez, quien no había tomado parte del ensayo táctico realizado en el Sofitel Los Cardales, por un estado gripal, se recuperó y este sábado se movió sin inconvenientes, por lo que seguramente mantendrá su lugar entre los once elegidos.

Una cincuentena de socios que se había acercado a La Bombonera, ya que no se había informado que el entrenamiento iba a desarrollarse a puertas cerradas, no pudo ingresar y se quedó en la vereda de la calle Del Valle Iberlucea, con el disgusto que es de imaginar.