·

Trabajo dictó la conciliación obligatoria en los conflictos con ATE y ATSA

El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó la conciliación obligatoria en los conflicto con los gremios ATSA y ATE. Las autoridades provinciales expresaron sus esperanzas de que durante este período se abra un espacio para negociar y lograr acuerdos sostenibles en el tiempo.


(Río Grande, 08 de noviembre de 2010) – El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó la conciliación obligatoria en los conflicto con los gremios ATSA y ATE. Las autoridades provinciales expresaron sus esperanzas de que durante este período se abra un espacio para negociar y lograr acuerdos sostenibles en el tiempo.


Desde la Subsecretaría de Trabajo se determinó –vía Resolución Nº 107/10- que las partes se allanen a la conciliación obligatoria por un período de 15 días, intimando a las entidades gremiales, y por su intermedio a los trabajadores por ellas representados, a “no realizar durante el periodo indicado toda medida de acción directa que estuviesen implementando, prestando servicios de manera normal y habitual”.


Entre la fundamentación de la medida, Trabajo dio cuenta del planteo del paro por parte de ATSA y ATE, y el compromiso de cumplir con la cobertura de guardias mínimas en los servicios, pero poniendo reparos respecto a “aquellos sectores que no cuenten con recursos humanos afectados directamente, y que se cubren exclusivamente con sobrecargos y horas extraordinarias”, de los cuales, dijo, “deberán ser resueltos por el Ministerio de Salud”.


A las objeciones del gremio, Trabajo contrapuso la denuncia de “incumplimiento de los servicios esenciales mínimos por parte de los trabajadores sumados a la medida de acción directa”, presentada por el Ministerio de Salud, “situación por la cual esta cartera laboral tomó intervención y convocó para el viernes 5 de Noviembre de 2010 a una audiencia conciliatoria de partes”.


Además, se recordó que en dicha oportunidad se les pidió “a la entidad sindical y a los representantes de la cartera de salud que acompañen en estas actuaciones un informe detallado de los servicios esenciales mínimos a cubrir a los efectos de conocer la postura adoptada y colaborar de esta manera al alcance de un acuerdo en virtud de la buena fe negocial de las partes, convocando a esos efectos a nueva audiencia en fecha 8 de Noviembre de 2010”.


La autoridad laboral también informó que este lunes la Asociación Trabajadores del Estado anuncio “un paro total de actividades por 48 horas” a realizarse el 9 y 10 de Noviembre, “por lo que el encuadre normativo que a continuación se efectuara se hace extensivo a la entidad sindical antedicha”.


“Es menester encuadrar la situación en lo que se denomina un conflicto colectivo de trabajo en el que se encuentran involucrados servicios esenciales determinados como tales por la Ley 25.877 en su articulo 24°, a saber, los servicios sanitarios y hospitalarios, el que se encuentra reglamentado por el Decreto Nacional Nº 272/06, el que prevé un procedimiento a adoptar en las circunstancias arriba enunciadas”, se sostuvo desde Trabajo, como otro de los fundamentos de la conciliación obligatoria resuelta.


La titular de la cartera sanitaria, María Grieco, comunicó que “hemos tomado conocimiento de que a posteriori de la reunión de hoy, de la que participó el Ministerio de Salud a convocatoria del Ministerio de Trabajo para ampliar definiciones sobre el tema de la cobertura de servicios mínimos en contexto de huelga, el organismo laboral resolvió la conciliación obligatoria en el sector”, y deseó “que las partes puedan arribar a acuerdos que permitan resolver tanto el tema relacionado con las coberturas mínimas en el contexto de huelga, como la cuestión de fondo que generó el problema”.


La funcionaria subrayó que desde el área a su cargo “se elaboró un detallado documento, en el que se describen cuáles son los servicios esenciales mínimos que se necesitan asegurar en el contexto de un paro de actividades”, precisando que el contenido “podría resumirse diciendo que consisten en los mismos servicios que se prestan durante un día domingo o un feriado”.


De todos modos dijo que “más allá de esta presentación, a la que deberá dar curso el Ministerio de Trabajo, elevándolo a la Comisión Nacional de Garantía; el organismo laboral resolvió la conciliación obligatoria en virtud de considerar que no estaban agotadas las instancias de negociación, ni dadas las condiciones para garantizar los servicios esenciales mínimos”.


Ante tal determinación de Trabajo, dijo que “las partes debemos volver a la instancia previa a cualquier medida de acción directa, y tenemos la oportunidad de contar con un nuevo espacio para tratar, tanto lo que hace a los servicios mínimos, como el reclamo de fondo relacionado con el reclamo salarial y las demandas del sector”.


“Así que me parece importante que podamos aprovechar este tiempo para seguir negociando, haciendo el mayor esfuerzo posible para arribar a acuerdos que se puedan sostener en el tiempo, sin que se resientan los servicios de salud que se le brindan a la población”, manifestó.



La doctora Grieco cifró sus expectativas en que durante este período de negociación que se abre en el seno de la Cartera de Trabajo se pueda definir la cobertura mínima a brindar durante un contexto de huelga, “más allá de que el Ministerio de Salud hizo ya la presentación, en función del funcionamiento habitual del sistema sanitario”.


Si bien admitió que “esto supone un largo proceso dentro del Ministerio de Trabajo, con intervención de organismos nacionales”; la Ministra de Salud destacó la necesidad de que este asunto “pueda quedar –como acuerdo de partes- pautado en este período”.


De la misma manera, se mostró optimista en que “también se pueda arribar a soluciones en la cuestión de fondo porque, como venimos sosteniendo en reiteradas oportunidades, hay un reconocimiento desde el Ejecutivo de la postergación salarial que existe, tanto como de la dificultad económica del Estado provincial que limita la posibilidad de generar mejoras a la expectativa de máxima”.


Manifestó no obstante que “para el corto o mediano plazo, se está estudiando en Gabinete cómo generar mejoras de orden general, y con las particularidades que tenga cada sector, para actualizar el salario público y optimizar además la prestación del servicio”.


“Así que me parece que si ambas partes nos comprometemos a poner toda nuestra buena voluntad y esfuerzo, y nos ajustamos a las posibilidades reales que tiene el la provincia, no tendría que ser necesario en adelante que se den nuevas medidas de fuerza”, sostuvo.