·

Gobierno pagará el REPAS

La gobernadora Fabiana Rìos decidió no casar el fallo adverso de la Cámara de Apelaciones y poner fin a una discusión política y judicial que lleva siete años.

(Río Grande, 02 de noviembre de 2010) – La gobernadora Fabiana Ríos tomó la decisión política de pagar el adicional Recuperación del Poder Adquisitivo Salarial (RePAS) a los trabajadores estatales al ordenar a su equipo de gestión desistir de seguir litigando el tema en la Justicia.


Ríos dejó escrito a sus funcionarios que soliciten al Fiscal de Estado, Virgilio Martínez de Sucre “no presentar recurso extraordinario de casación” y a trabajar en la consolidación de los montos que el Ejecutivo abonará a los trabajadores.


Así lo anunció hoy el ministro de Gobierno Guillermo Aramburu, quien convocará esta semana a los equipos del Ministerio de Economía y de otras áreas del Gobierno para precisar los montos y analizar la forma de pago.


Ríos tomó la medida al notificarse de un informe del Fiscal de Estado sobre un fallo de la Cámara de Apelaciones desestimando el recurso de apelación interpuesto oportunamente por el Gobierno.


Aramburu aclaró que el fallo podría haber sido apelado por el
Ejecutivo en otras instancias judiciales, «pero la decisión política de la Gobernadora es satisfacer lo antes posible ese reclamo histórico de los empleados públicos» afirmó.


El Ministro señaló que convocarán “en los próximos días” a referentes de la Asociación de Trabajadores del Estado, para “definir el monto de consolidación de la deuda y los intereses judiciales».


En ese sentido, Aramburu dijo esperar “una pronta respuesta del sindicato para que se haga efectivo cuanto antes el pago del RePAS a los trabajadores».


El adicional de Recuperación del Poder Adquisitivo Salarial fue otorgado cuando el ex gobernador Carlos Manfredotti transitaba los últimos meses de su gestión, antes de pasar el mando a su sucesor, Jorge Colazo.


El RePAS fue dejado sin efecto por el ex gobernador Colazo y desde entonces, el reclamo fue judicializado. Transcurridos casi siete años, el Gobierno de Fabiana Ríos adoptó la decisión política de pagar el adicional a los trabajadores públicos.