·

Tres días de duelo en la provincia, sin asueto

Por el fallecimiento del ex Presidente Néstor Kirchner, el gobierno provincial decretó 3 días de duelo e izamiento de las banderas nacional y provincial a media asta en edificios públicos.Las activiades serán normales. Habrá una misa de homenaje hoy a las 19.


(Ushuaia, octubre 27 de 2010) – La gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos decretó hoy tres días de “duelo provincial” con izamiento a media asta de las banderas nacional y provincial en todos los edificios públicos, en señal de luto por el fallecimiento del ex Presidente de la Nación, Néstor Kirchner.


El decreto Nº 2586/10 rige en todo el territorio provincial y tiene vigencia desde la presente jornada y comprenderá el jueves y viernes próximos, en adhesión a la medida dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional mediante el decreto presidencial Nº 1560/10.


Cabe aclarar que la actividad escolar, y de la administración pública provincial será normal, dentro de las actuales circunstancias que vive el país.


El primer artículo del decreto expresa el “profundo pesar” del Gobierno “por la desaparición de quien en vida fuera el ex Presidente de la República Argentina, Dr. Néstor Carlos Kirchner”.


La gobernadora Fabiana Ríos y el ministro Aramburu, acompañados de otros funcionarios del Gobierno participarán de la misa de las 19 que dará el padre Vicente Felicísimo en la parroquia Don Bosco, de Río Grande.


La mandataria provincial había expresado hoy, no bien conocida la noticia, la “conmoción y profundo dolor” de su Gobierno y del pueblo fueguino por la “pérdida de un líder democrático de nuestro país” al tiempo que expresó su “acompañamiento y condolencias personales y del pueblo de Tierra del Fuego” para con la presidenta Cristina Fernández, sus familiares, amigos y militantes del PJ.


Ríos calificó a Kirchner como “un líder democrático” y un “líder de masas” a quien “respeté profundamente aún en las diferencias”. En esa línea, destacó que el ex presidente “accedió a sus responsabilidades públicas a partir de elecciones democráticas”, por lo que consideró que fue “un líder muy importante para la República Argentina” y para América Latina, al recordar su rol como Secretario General de UNASUR.