·

Riquelme empezó la semana esperada

Román volverá a jugar el domingo ante Argentinos, tras recuperarse de la operación de rodilla; esta tarde, hizo ejercicios físicos y fútbol reducido; los xeneizes pretenden que el juego mejore con él


Boca empezó una semana, que seguramente esperaba hace mucho tiempo, ya que, posiblemente, el domingo ante Argentinos Juniors, en la Bombonera, vuelva a jugar Juan Román Riquelme, tras reponerse de una operación por una osteocondritis en la rodilla izquierda. Ese es el deseo del mundo xeneize, ávido por mejorar el juego del equipo de Claudio Borghi, una deuda hasta ahora.



Esta tarde, Riquelme se entrenó junto a los futbolistas que no jugaron ayer ante Independiente. Hizo intensos trabajos físicos y, luego, fútbol reducido. Otro que podría regresar es Christian Cellay, recuperado de su lesión, y Clemente Rodríguez, quien ya cumplió su suspensión de tres fechas. Todos los cañones apuntan al superclásico, que se disputará dentro de 13 días en el Monumental.



Riquelme no está al ciento por ciento, pero la expectativa de su presencia aportará variantes a un equipo que todavía no encuentra el rumbo. Fueron 175 días, prácticamente seis meses los que pasaron desde el 9 de mayo, cuando Román jugó por última vez en la derrota (3-1) ante Huracán, en la Bombonera.



En el medio, negociaciones de ida y vuelta por el contrato, cruces con los dirigentes, cinco victorias, cinco derrotas, dos empates y un rendimiento colectivo irregular dejaron mucha tela para cortar. «Está trabajando bien. Si la semana que viene arranca en forma normal, puede jugar», adelantó Borghi.