·

Se instalarán medidores de viento para elaborar mapa eólico

El subsecretario de Hidrocarburos Daniel Blázquez, adelantó proyectos vinculados al desarrollo de energías alternativas en la provincia. Se instalarán medidores de viento en Río Grande y se analiza la creación de una planta experimental de biodiesel.


(Río Grande, 18 de octubre de 2010) – El subsecretario de Hidrocarburos Daniel Blázquez, adelantó que en aproximadamente veinte días llegarían a la provincia tres medidores de viento que serán instalados, a más de cincuenta metros de altura en el predio de la empresa TGS, para la elaboración de un mapa eólico de la zona norte. Los medidores serán certificados según normativa internacional por la Universidad de La Plata y permitirán en estudio exhaustivo de los vientos para la futura generación de energía.



Por otra parte, la Secretaría de Hidrocarburos ha brindado asesoramiento técnico a la Cooperativa Eléctrica de Río Grande para el desarrollo de un proyecto regional que incluye la instalación de cinco torres a lo largo de la Ruta Nacional nº 3, desde San Sebastián hacia el sur, llegando a la comuna de Tolhuin. Se trata de estaciones de medición que permitirán la obtención de información meteorológica de primer nivel. Este proyecto está financiado por la Secretaria de Ciencia y Técnica de la Nación.


Cabe destacar que no existen antecedentes de este tipo de proyectos en nuestra provincia para el aprovechamiento de la energía eólica y que ésta es un recurso abundante, renovable, limpio y ayuda a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, convirtiéndose en una energía verde.


Juan Manuel García, Director de Energías Renovables, manifestó que “antes de fin de año contaríamos con la Primera Estación Meteorológica de calidad y los datos serán recabados por la Estación Aeroespacial de Rio Grande”. Se podrá medir la velocidad, dirección, temperatura, constancia y presión de los vientos. Las mediciones deberán realizarse, como mínimo, por el lapso de un año.


Biodiesel


Otro de los proyectos en marcha, es la creación de una planta experimental para la obtención de biodiesel que puede ser obtenido en base a distintos insumos tales como las algas, los granos de soja o los aceites vegetales reciclados.


Con este proyecto piloto “se intentará generar conciencia en la población sobre la importancia de las energías renovables”, así lo definió Ricardo Saporiti, Director de Capacitación y Nuevos Proyectos.


El biodiesel es una fuente de energía limpia, de calidad y económicamente viable, que además contribuye a la conservación del medio ambiente, por lo que representa una alterativa a los combustibles fósiles. La planta estaría a cargo de la Secretaría de Hidrocarburos, y comenzaría con una pequeña producción para testear el producto obtenido sin carácter comercial.