·

Mineros: El rescate comenzará el miércoles a medianoche

El encamisado final del pozo de 622 metros que permitirá la salida a la superficie de los 33 mineros hombres atrapados en la mina San José se realizó sólo en los 55 metros iniciales y ya se ultiman los detalles para comenzar el rescate final el miércoles a la medianoche.




(Río Grande, 11 de octubre de 2010) – Este mediodía, el ministro de Minería, Laurence Golborne, informó a la prensa que «ya se bajó una cámara y los resultados vistos son muy promisorios dado que la jaula de rescate se adaptó al terreno, tanto en los lugares encamisados con un total de nueve tubos de acero como el sector mayoritario a recorrer a roca viva».


«No hubo bamboleos, ni siquiera movimiento de polvo. La filmación fue muy alentadora, así que el proceso de rescate va bien y lo iniciaríamos el miércoles a las 0», dijo el ministro.


Golborne, quien dio el parte de prensa a los cientos de periodistas apostados en la mina San José, informó que ya ha finalizado el proceso de entubamiento en los 55 metros iniciales y que ahora se prepara una plataforma de cemento en el sector superior de unos 10 por 20 metros, «que esperemos que fragüe lo más rápido posible».


Mientras tanto, esta tarde comenzarán los simulacros vía aérea con los helicópteros que transportarán a los mineros desde la boca de la mina hasta el hospital de Copiapó, donde estarán por unas 48 horas.


Además, se harán simulacros vía terrestre, dado que se prevé que haya mal clima para la noche del miércoles.


Esta mañana, el ánimo de familiares y rescatistas era pura alegría y entusiasmo y el silencio que reinaba durante los primeros días fue reemplazado por música que sale de las distintas carpas que pueblan el campamento Esperanza.


El ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró que los 32 chilenos y el boliviano están bien física y anímicamente por lo cual «estamos extraordinariamente contentos» y los calificó de hombres heroicos.


El funcionario reiteró que los primeros en salir serán los más hábiles, a quienes les seguirán los más lábiles y luego los de mayor fortaleza y entereza, en un orden que recién será establecido a último momento.


Antes cuatro rescatistas, dos enfermeros y dos expertos en minería, bajarán al pozo para explicar la metodología y asistir a los operarios en los últimas horas de espera hasta salir a la superficie.


Fuente: Télam