·

El Gobierno repudió intención de Gran Bretaña de efectuar ejercicios militares en Malvinas

La Cancillería calificó de "provocación inaceptable y susceptible de generar una carrera armamentística en la región" la iniciativa de Londres, que incluiría lanzamientos de misiles.


(Buenos Aires, octubre 9 de 2010) – El Gobierno rechazó hoy el proyecto del Reino Unido de realizar ejercicios militares en territorio de las Islas Malvinas, y lo calificó como «una nueva provocación británica inaceptable y susceptible de llevar a una carrera armamentista en la región».


Según informó el vicecanciller Alberto D`Alotto desde la Casa Rosada, el servicio de Hidrografía Naval recibió la información de parte del Reino Unido de que se estarían por «realizar disparos de misiles desde las islas».


«El Gobierno expresa su más enérgica protesta y exige al gobierno británico que se abstenga de llevar a cabo ese ejercicio militar», sostuvo.


D`Alotto informó que en el día de hoy la Cancillería hizo entrega a la embajada del Reino Unido en Buenos Aires de una nota de reclamo, cuyo texto leyó ante los medios y en el que se cuestiona la iniciativa británica.


«Los ejercicios militares que mencionamos contravienen» las resoluciones de Naciones Unidas, y «se suman a la larga serie de acciones unilaterales que el Reino Unido viene realizando».


Esta nueva provocación que se enmarca en la persistente falta de respecto a las decisiones de la comunidad internacional, será puesta en conocimiento de la ONU, la OEA y la UNASUR», concluyó el vicencanciller.



“Gravedad inusitada”


Según informa la agencia Télam, la Presidenta Cristina Fernández difundió declaraciones en una cuenta de su red social, por internet, repudiando el anuncio inglés de lanzar misiles desde las Islas Malvinas.


A través de twitter, la Presidenta calificó de «grave, muy grave» que la Royal Navy, «fuerza colonial ocupante de Islas Malvinas, informa ejercicio militar con misiles en costa este de Isla Soledad».


Además, señaló que el lugar donde se llevarían a cabo las pruebas queda a 775 km de Ushuaia, 780 de Río Gallegos y 1100 de Calafate donde ahora se encuentra la jefa de Estado (ver imagen).



“No hay antecedentes de similar solicitud por fuerza de ocupación inglesa”, agregó Cristina.


En ese sentido, dijo que se trata de «la militarización del Atlántico Sur y el uso ilegítimo y desembozado de sillón permanente en el Consejo de Seguridad de ONU»


«Típico colonialismo d siglo XIX. Anacrónico uso de la fuerza, violando Derecho Internacional. No les importa. Claro ejemplo de doble estándar», agregó.


Además, contó que instruyó a la Cancillería para que cite a la Embajadora del Reino Unido. «Rechazamos y exigimos la suspensión de la actividad bélica».


«Comunicaremos al unísono al Secretario General de Naciones Unidas, OEA, UNASUR, como a los estados miembros de dichas organizaciones», informó la Presidenta al tiempo que sintetizó: «Síntesis… ¿piratas for ever?».