·

El DT de Boca seguirá al frente del equipo

Claudio Borghi le comunicó al presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, que seguirá siendo el entrenador del equipo, algo que resolvió luego de reunirse con allegados y otros dirigentes de la entidad de la ribera.


«Muchachos, el martes es probable que ya no nos veamos», fue una de las frases que le dijo Borghi a los jugadores de Boca luego de la derrota ante Lanús y antes de comunicarle la decisión que había tomado de renunciar.



Luego de hablar con los jugadores, Borghi se reunió con los dirigentes y mantuvo la postura de dar un paso al costado, aunque aceptó el pedido de Ameal de no dar a conocer la renuncia hasta mañana, así tenía 24 horas más para pensar su decisión.



En forma inmediata, el domingo por la noche, se suspendió la práctica que estaba pautada para este lunes a la mañana, de la que iban a participar suplentes, lesionados y Juan Román Riquelme.



Este lunes Borghi habló con su familia y al mediodía mantenía la postura de renunciar, pese a que en declaraciones televisivas aseguraba que seguía siendo el técnico de Boca.



«Tengo miedo de hacerle mal al club», dijo entre otras frases, siempre abatido y sin mucha convicción de poder revertir uno de los peores comienzo de campeonato de la historia de Boca.



Por la tarde, según pudo averiguar Télam, Borghi se reunió con el dirigente Matías Ahumada, quien lo dejó casi convencido para que siguiera al frente del equipo.



Una vez que terminó ese encuentro Borghi habló con los integrantes de su cuerpo técnico y decidió dar marcha atrás con la renuncia y así seguir siendo el técnico de Boca.



Poco antes de las 20.30, Borghi llamó al presidente de Boca y le comumicó que mañana se presentará en la práctica de Casa Amarilla para estar al frente de un nuevo entrenamiento.



Boca sumó hasta ahora cinco derrotas, tres ellas en condición de local, ganó tres partidos y empató uno, sumando en el Apertura diez puntos y está a doce de Estudiantes, el único líder del certamen.



Además, el equipo de la ribera está lejos en la lucha para ingresar a la Copa Libertadores 2011 y podría ser que por segundo año consecutivo no participe del torneo más importante del continente.