·

Martín propone un nuevo impuesto para cámaras de vigilancia

El proyecto ingresó este viernes al Concejo Deliberante. Impulsa un recargo del 100% sobre la tasa de alumbrado público, que deberán pagar todos los frentistas. El producido se destinaria a la compra de cámaras de vigilancia urbana.



(Río Grande, setiembre 27 de 2010) – Un nuevo impuesto que deberían abonar todos los vecinos de la ciudad, es la propuesta del Ejecutivo Municipal para llevar adelante la instalación de cámaras de vigilancia urbana.


Martín rechazó la propuesta de empresarios –con el aval de la Cámara de Comercio- que ofrecían donar un número importante de equipos de vigilancia e impulsó la implementación de un nuevo impuesto, cuyo producido se destinarías a la compra de cámaras.


El proyecto del DEM ingresó este viernes al Concejo Deliberante y, de aprobarse, debería ser analizado por sistema de doble lectura, sometido a audiencia pública.


Bajo el nombre de “Tasa de Protección y Seguridad Ciudadana”, el nuevo tributo importaría el equivalente al 100% de la tasa de Alumbrado Público y debería ser abonado por todos los asociados a la Cooperativa Eléctrica, entidad que oficia de recaudadora.


Curiosamente, la propuesta indica que quienes abonaren el nuevo impuesto serían adquirentes de un seguro contra incendio que cubriría su vivienda hasta un monto resarcitorio de $ 150.000. Aunque la propuesta no ha sido aún analizada por los concejales, algunos analistas advierten que la llamativa proposición implicaría la venta compulsiva de un seguro, con el Municipio oficiando de agente de ventas.


A un promedio estimado de diez pesos por contribuyente, la recaudación alcanzaría los 200 mil pesos por mes, aproximadamente. Cada cámara de vigilancia cuesta en el mercado un promedio de tres mil pesos.


En caso de prosperar en el deliberativo, el proyecto debería ser sometido al sistema de doble lectura, a través de una Audiencia Pública antes de su promulgación.