·

«Me causa gracia cuando escucho o leo que River ganó pero no brilló»

El entrenador de River, Angel Cappa, se quejó hoy de las críticas al juego de su equipo y advirtió que el domingo creó "siete u ocho situaciones de gol" contra una de Arsenal. "Es cierto que River aún no logró jugar bien del todo, pero contra Arsenal hubo un progreso notable en ese sentido", agregó.


«Me causa gracia cuando escucho o leo por ahi que River le ganó bien a un laberíntico y complicadísimo rival como Arsenal, pero no brilló», apuntó Cappa.



Lamento entonces que «además de ganarle con justicia a Arsenal que iba primero, crearle siete u ocho situaciones de gol contra una clara que tapó Carrizo y tal vez otra, hay que brillar».



«He visto partidos donde ambos equipos no dan 3 pases seguidos, donde todo es lucha, meter, correr, chocar, sin otro propósito, y el juicio periodístico es que fueron sólidos y son difíciles», subrayó Cappa.



Por eso, manifestó, le causa gracia «pero en realidad también lo recibo como un elogio, como un halago». «Si a River le piden todo, es porque esperan todo de River», se entusiasmó, y señaló: «Si a los otros les alcanza con ser ’solidos’, ’serios’, ’eficaces’, etcétera, es porque no esperan otra cosa de ellos», explicó.



En ese sentido, reconoció que el objetivo «es jugar bien, ser un equipo armónico, con llegadas y situaciones de gol, evitando que el rival las haga».



«Es cierto que River aún no logró jugar bien del todo, pero contra Arsenal hubo un progreso notable en ese sentido», añadió Cappa, y dijo que durante el partido del domingo «se trató a la pelota con criterio y hubo varias llegadas ante un equipo que no da ninguna ventaja y se organiza muy bien para defender».



«Me causa gracia cuando escucho o leo por ahi que River le ganó bien a un laberíntico y complicadísimo rival como Arsenal, pero no brilló», apuntó Cappa.



Lamento entonces que «además de ganarle con justicia a Arsenal que iba primero, crearle siete u ocho situaciones de gol contra una clara que tapó Carrizo y tal vez otra, hay que brillar».



«He visto partidos donde ambos equipos no dan 3 pases seguidos, donde todo es lucha, meter, correr, chocar, sin otro propósito, y el juicio periodístico es que fueron sólidos y son difíciles», subrayó Cappa.



Por eso, manifestó, le causa gracia «pero en realidad también lo recibo como un elogio, como un halago». «Si a River le piden todo, es porque esperan todo de River», se entusiasmó, y señaló: «Si a los otros les alcanza con ser ’solidos’, ’serios’, ’eficaces’, etcétera, es porque no esperan otra cosa de ellos», explicó.



En ese sentido, reconoció que el objetivo «es jugar bien, ser un equipo armónico, con llegadas y situaciones de gol, evitando que el rival las haga».



«Es cierto que River aún no logró jugar bien del todo, pero contra Arsenal hubo un progreso notable en ese sentido», añadió Cappa, y dijo que durante el partido del domingo «se trató a la pelota con criterio y hubo varias llegadas ante un equipo que no da ninguna ventaja y se organiza muy bien para defender».