·

Básquet: Argentina jugó muy mal y fue vapuleada por Lituania

El seleccionado de básquetbol perdió por 104 a 85 ante su par de Lituania, en un partido de cuartos de final del Mundial de Turquía. El equipo europeo se medirá el sábado con Estados Unidos, que venció a Rusia 89-79. Por su parte, Argentina enfrentará mañana a Rusia, por el quinto puesto.


Lituania arrasó al combinado albiceleste en los tres primeros cuartos, en los que logró una renta de 32 puntos gracias a un extraordinario acierto en triples, una defensa perfecta sobre Luis Scola y a que siete de sus jugadores llegaron a cifras de anotación dobles.



Una gran efectividad tuvo Lituania en el primer cuarto, en el que se impuso por 28 a 18.



Por su parte, tanto en el aspecto defensivo, como en el ofensivo, el equipo que dirige Sergio Hernández cometió fallas que posibilitaron el buen desempeño del conjunto europeo.



La floja tarea de la selección argentina contrastó con lo realizado por Lituania, que con mucha efectividad, tanto en dobles como en triples, siguió dominando en el segundo cuarto del partido.



Mientras Argentina no podía llegar al aro con cierta claridad, al promediar el segundo cuarto la efectividad de los lituanos era del 8i0 por ciento.



Asimismo, la defensa europea se encargó de presionar en la base y por ese motivo el balón no le llegó limpio a Luis Scola y a Carlos Delfino.



A todo esto, Lituania no sólo penetró, sino que tuvo un 4 de 4 en tres puntos.



Argentina no fue certera en triples ni de Prigioni ni de Delfino, pero Hernán Jasen se encargó de sumar puntos para no alejarse demasiado.



Además, un buen trabajo efectuaron los suplentes de Lituania, que a partir de allí encontró una buena cantidad de puntos, algo que no pudo hacer Argentina.



De esa manera, no fue extraño que en el primer tiempo finalizara 50 a 30 para Lituania




Hasta la instancia de hoy, en el historial de los mundiales hubo sólo dos partidos ante Lituania y ambos fueron en Grecia 1998, con sendos triunfos de los europeos por 84 a 75 (ronda final) y 77-76 en la definición del séptimo puesto.



Mientras el seleccionado sumaba desaciertos, Lituania sacaba una ventaja más que considerable en el tercer cuarto.



Argentina careció de respuestas y Lituania continuaba sumando. La “Oveja” Hernández mostraba una impotencia en su rostro, ya que no podía creer el altísimo porcentaje de tres puntos de los europeos



Por otro lado, el equipo argentino no podía hacer sus jugadas a las que acostumbraba dentro de los encuentros. El primer triple de los dirigidos por Hernández fue en la mitad del tercer cuarto y lo anotó Prigioni.



Lituania con un trabajo desde tres puntos y con una excelente defensa, evito que Scola y Oberto tiraran con comodidad. Asimismo, Lituania se encargó de frustrar a los jugadores argentinos y cortar la opción de juego entre Prigioni y Scola.



La leve mejora en el último cuarto, le permitió a la selección nacional a acortar un poco la diferencia. De todos dodos, cuando Argentina quiso reaccionar Lituania la dejó jugar, pero mostrando su supremacía.



Con temple y corazón, ya que nunca dejó de luchar, el equipo de Hernández vio frustrado su sueño de acceder a las semifinales del Mundial.




Síntesis



Argentina (85): Prigioni (7), Delfino (25), Jasen (11), Scola (13), Oberto (4); Juan Gutiérrez (4), Cequeira (6), Quinteros (6), Leonardo Gutiérrez (7), Mata (2).



Lituania 104: Kalnietis (12), Pocius (16), Jasaitis (19), Kleiza (17), Javtokas (0); Seibutis (0), Maciulis (12), Delininkaitis (16), Jankunas (12).



Árbitros: Jorge Vázquez, (Puerto Rico), Guerrino Cerebuch (Italia) y Scott Jason Butler (Australia).



Estadio: Sinan Erdem (Estambul).