·

Argentina – España: Actuaciones Individuales

Lionel Messi, que abrió el camino al triunfo de Argentina sobre España por 4 a 1, fue la figura de la cancha. Por momentos, la “Pulga” exhibió todo su “repertorio”. Las actuaciones individuales, uno por uno, tanto de argentinos como de españoles, en detalle, en este informe.


España



Reina: En 15 minutos fue “humillado” dos veces en los goles argentinos, primero por Messi y después por Higuaín. Víctima de una defensa que jugó en línea. Fiel a su historia, protagonizó un blooper que le permitió a Tévez poner el 3 a 0. Fue reemplazado por Víctor Valdéz en el entretiempo



Arbeloa: Tres de los cuatro goles de Argentina vinieron por su sector, no le encontró la marca a la profundidad argentina por ese sector. Ante esa impotencia, recurrió a las faltas y fue amonestado a los 22’ del primer tiempo.



Pique: Al igual que toda la defensa, se durmió en las jugadas de los goles y no pudo cerrar. En la segunda etapa levantó al igual que sus compañeros, pero no alcanzó.



Marchena: Nunca pudo parar a los delanteros argentinos y solamente atinó a mirar de cerca cada avance de los de Batista.



Monreal: intentó hacer las veces de Capdevila, pero falló en la marca y no tuvo profundidad cuando pasó al ataque. Fue amonestado.



Xabi Alonso: Nervioso y lejos de su nivel habitual, estuvo impreciso y recurrió al juego brusco. En el segundo tiempo mejoró y probó sin suerte desde afuera del área.



Sergio Busquets: Hizo el “trabajo sucio” del medio campo español, aunque se vio superado por Cambiasso, Banega y Mascherano. Además, los delanteros argentinos tuvieron demasiados espacios a sus espaldas



Andrés Iniesta: Nunca logró desplegar el fútbol que se espera de él y cayó en la mediocridad general que caracterizó a su selección en la primer parte del juego. Jugó únicamente la primera etapa.



Cesc Fábregas: Perdió permanentemente el duelo con los mediocampistas argentinos y fue amonestado tratando de cortar los circuitos de creación del equipo de Batista.



David Silva: Impreciso e intrascendente, nunca se pudo asociar con Villa e Iniesta en el intento español por emparejar el resultado. Jugó sólo 45 minutos.



David Villa: Intentó desbordar por derecha y juntarse con Silva y los volantes que llegaban. Tuvo dos remates en el palo y a pesar de su bajo nivel fue de lo mejor en el ataque español. Lo reemplazó Llorente en el entretiempo.



Navas: Intentó desbordar y asociarse con el resto de los atacantes, pero sus intentos quedaron en la nada, como la mayoría de los ataques del equipo de Vicente Del Bosque.



Llorente: Fue referencia constante en el ataque español por su altura, pero nunca preocupó demasiado a Romero, excepto por un cabezazo que pasó cerca del palo izquierdo del 1 de Batista. A cinco minutos del final marcó el descuento luego de una buena jugada colectiva.



Santi Cazorla: Se asoció bien con Xavi Hernández para intentar buscar el descuento ante un equipo argentino que se relajó en la segunda mitad.



Víctor Valdés: Prácticamente no tuvo trabajo durante los minutos que jugó, pero a pesar de eso, se lo vio más sólido que a Reina.



Xavi Hernández: desde su ingreso en el inicio del segundo tiempo, fue el artífice de la leve recuperación española en el juego, pero no en el resultado.



Pedro: Entró rápido y encarador, fue un problema para Zanetti por la derecha de la defensa argentina. A diez del final tuvo una clara chance que sacó muy bien Romero.




Argentina



Sergio Romero: El arquero respondió las pocas veces que fue requerido. En la segunda etapa controló un fuerte disparo de Pedro.



Javier Zanetti: “Clausuró” su sector y, como es habitual en él, fue al ataque cuando las circunstancias se lo permitieron



Martín Demichelis: Sobrio y expeditivo, Tuvo a su favor la “tibieza” del accionar ofensivo de los dirigidos por Del Bosque.



Gabriel Milito: El “Gaby” volvió a la Selección y cumplió con creces. Bien de arriba y de abajo.



Gabriel Heinze: Tuvo poco trabajo y lo realizó bien. Por una jugada del “Gringo”, además, llegó el cuarto gol argentino, convertido por Sergio Agüero.



Ever Banega: Fue el que llevó el estandarte en la mitad de la cancha, manejó bien la pelota y ocupó el espacio de algún compañero que pasó al ataque



Javier Mascherano: Con el despliegue que los caracteriza. Al ahora volante central del Barcelona le sienta bien tener de laderos a Banega y Cambiasso, como en otra oportunidad lo tuvo a Fernando Gago.



Esteban Cambiasso: Puso toda su experiencia al servicio del equipo. El mediocampista del Inter, indudablemente, es una pieza importante en cualquier formación.



Lionel Messi: El dueño de los aplausos. Anotó un golazo e hizo poner de pie a la multitud cada vez que encaró a un adversario con su endiablada gambeta.



Gonzalo Higuaín. El “Pipita” se ubica en la cancha en el lugar en el que debe estar un goleador. Siempre “allí”, en la zona de definición. Por eso concreta y esta tarde volvió a demostrar su capacidad de gol.



Carlos Tevez: Dos asistencias y un gol. El delantero del Manchester City cumplió este martes una gran tarea. y aunque sea redundante decirlo, “Carlitos” `pone el alma cuando viste “la celeste blanca”.



Angel Di María: Promete más de lo que concreta y, no obstante su voluntad, la trea de hoy no fue una excepción.