·

Difunden la última foto de Marianela Rago

En la imagen Marianela luce la misma remera negra con estampado a lunares de colores que vestía antes de ser asesinada, los letrados pretenden que cualquier persona que recuerde haberla visto la mañana del domingo 27 de junio, se comunique con la Justicia.


(Buenos Aires, agosto 25 de 2010) – Los abogados de la familia de Marianela Rago Zapata, asesinada en junio pasado en Balvanera, difundieron hoy la última foto que se sacó la estudiante antes de ser asesinada, en búsqueda de algún testigo que la reconozca por la ropa y pueda aportar si estaba acompañada por algún sospechoso.


Como en la imagen Marianela luce la misma remera negra con estampado a lunares de colores que vestía antes de ser asesinada, los letrados pretenden que cualquier persona que recuerde haberla visto la mañana del domingo 27 de junio, se comunique con la Justicia.


El objetivo es saber si alguien vio a Marianela acompañada por alguna persona sospechosa a partir de las 8 de la mañana de aquel domingo, cuando se retiró del boliche «El Bárbaro», ubicado en Cabrera 2927 de Palermo, rumbo a su departamento de la calle Tucumán 2010.


En un comunicado, los abogados querellantes Verónica Cicchi y Federico Greve señalan que «la estudiante de periodismo tenía puesta la misma remera que se puede apreciar en la imagen y llevaba, además, un tapado negro hasta la rodilla, con botones grandes».


Los abogados solicitan que quien la haya visto en el trayecto entre el boliche y el departamento, se presenten en el Juzgado de Instrucción 15, ubicado en el quinto piso del Palacio de Tribunales, en Talcahuano 550.


En tanto, Marianela ayer hubiera cumplido 20 años, y su madre, Patricia Zapata, como todos los días, le dejó en su página de Facebook, un nuevo mensaje al asesino de su hija.


«Hoy no te digo hola, ni quiero saber cómo estás. Hoy nuestra Marianela cumpliría 20 años. ¿Por qué lo hiciste estúpido, infeliz, decime por qué? Por qué?», comienza el décimo mensaje que escribió en la página Patricia Zapata.


«Como te odio, rogarás no haber nacido. Hoy mi ira no cabe en mí. Te deseo lo peor de lo peor», dice la madre, quien sobre el final le recuerda que ella sabe quién es y le dice: «Nunca te dejaré en paz, hoy no puedo saludarte, sólo decirte que por siempre seré tu peor pesadilla».


Desde que ocurrió el hecho, la familia de Marianela acusó públicamente por el crimen al ex novio de la joven, Francisco Amador López, quien estuvo detenido 15 días y luego fue excarcelado por falta de mérito por el juez de instrucción Cresseri.


La decisión del juez fue apelada por la fiscal del caso, Marcela Sánchez, y por la familia de la víctima, por lo que ahora se aguarda una decisión de la Cámara del Crimen para los primeros días de septiembre.


El cadáver de la estudiante fueguina fue encontrado por su hermano la noche del lunes 28 de junio en el living del departamento 7mo. «A» de Tucumán 2080, en medio de un charco de sangre, y luego de que no hubiera noticias de ella desde el domingo a la mañana, cuando había sido vista por última vez bailando en un boliche de Palermo.


La autopsia determinó que la chica fue brutalmente golpeada, sufrió una asfixia incompleta y finalmente fue degollada con tanta saña que quedó prácticamente decapitada.


El asesino se llevó consigo la cuchilla de cocina de la casa utilizada para el asesinato y robó además dos celulares, una computadora laptop y un reproductor de DVD de la víctima.


Amador López fue desde el inicio el principal sospechoso por haber tenido con Marianela una relación conflictiva con supuestos antecedentes de maltrato, violencia y amenazas.


Pero un estudio de ADN que determinó que la sangre en las ropas secuestradas en su departamento no era de Marianela y el hecho de presentar una coartada que lo ubica en su casa durmiendo a la hora del asesinato, hicieron que el juez libere al sospechoso.



(Telam)