·

Proyecto de Ordenanza para cambiar la forma de estacionar en la ciudad

Los concejales Marisa Montero y Gustavo Longhi en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante presentaran un proyecto de Ordenanza para cambiar la forma de estacionar en la ciudad. La iniciativa contempla estacionar marcha atrás a 45º o 90 º.



(Río Grande, 22 de agosto de 2010) – Los concejales Marisa Montero y Gustavo Longhi en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante presentaran un proyecto de Ordenanza para cambiar la forma de estacionar en la ciudad. La iniciativa contempla estacionar marcha atrás a 45º o 90 º.


La iniciativa contempla el ordenamiento vehicular dado que los automovilistas deberán estacionar con una maniobra marcha atrás y al momento de estacionar. Esto se denomina estacionamiento «de culata» o marcha atrás, y ya existe en otras ciudades de nuestro país, lo que conlleva un tránsito más ordenado y seguro.


Según explicaron los ediles en los estacionamientos en 45º o 90º, en dársenas se producen accidentes por la poca visibilidad que tienen los conductores al practicar la maniobra marcha atrás para salir de esos espacios, es decir si la maniobra es al revés, la misma puede ser observada por los conductores y también por los peatones, reduciendo la posibilidad de accidentes evitables o situaciones de negligencia que se suceden en la ciudad.


Por otra parte de aprobarse la Ordenanza, el Municipio deberá adecuar las dársenas de estacionamiento y remover los cordones que delimitan el espacio entre un vehículo y otro, (por ejemplo, enfrente del supermercado de San Martin y Piedrabuena) para facilitar que la orientación sea contraria a la actual. Esos espacios serán especificados, con señales verticales y franjas pintadas sobre el pavimento en el sentido del estacionamiento.


La concejal Marisa Montero destacó que «tal como sucedió con el giro a la izquierda con detención, buscamos la agilización y la seguridad en el tránsito. Seguramente la norma podrá generar alguna resistencia para aquellas personas que no estén muy familiarizadas con este tipo de maniobra, pero con el tiempo se verán los resultados que van a ser beneficiosos para todos, como pasó con el giro con detención y básicamente estaremos ganando todos en seguridad».


En ese sentido, cabe recordar que el proyecto indica que para la aplicación de la norma, se deberán designar a un inspector de tránsito durante 30 días en las zonas de dársenas y veredas, para que guíen a los conductores en la maniobra.

Escuchar Audio