·

Chile: los 33 mineros atrapados dieron señales de vida

"Estamos bien en el refugio los 33", fue el mensaje que enviaron los mineros a través de la sonda que rescatistas ubicaron en la zona del refugio, donde aún se encuentran atrapados.


(Río Grande, 22 de agosto de 2010) – «Esto salió de las entrañas de la montaña «, dijo Piñera mostrando el papel escrito por los mineros que dice «estamos bien en el refugio los 33 (trabajadores)».


El presidente, presente en la entrada de la mina ubicada a 800 km al norte de Santiago, mostró ante las cámaras la carta escrita con lápiz rojo que los mineros lograron hacer llegar al exterior, en un momento de gran emotividad, mientras detrás de él las familias celebraban.


Piñera destacó que «es el mensaje de los mineros que nos dicen que están vivo s» y agregó que los trabajadores «nunca perdieron la esperanza».


«Ahora tenemos que seguir trabajando. Tenemos que entubar la sonda para poder llegar con hidratación, con alimentos, iluminación y comunicación. Pero lo más importante ya llegó: el apoyo moral. Los mineros saben que estamos trabajando por su rescate. Saben que es cuestión de días para recuperarlos», añadió el mandatario.


A partir de ahora se buscará hacer el rescate físico de los mineros, una tarea que puede tomar varios meses, explicó Piñera, quien añadió que «de todos modos ahora la espera será menos angustiosa».


El ministro de Minería, Laurence Golborne, explicó que los mineros amarraron una bolsa plástica. «Primero venía amarrada una bolsa plástica con tiras de goma con una carta de Mario Gómez (uno de los mineros atrapados) a su mujer. Ahí celebramos, no sabíamos nada más; pero luego venía el mensaje donde se señala que los 33 están vivos».


La noticia provocó rápidamente conmoción en el lugar donde decenas de familiares aguardaban sin noticias desde hace casi 20 días. La emoción se apoderó de ellos, quienes se acercaron a un sector especial donde se reúnen con los encargados del operativo de rescate.


Día de señales
Una máquina perforadora alcanzó los 688 metros de profundidad y rompió fondo, llegando a un sector cercano al refugio donde estarían guarecidos los mineros tras el derrumbe del 5 de agosto pasado, quienes antes del derrumbe se desplazaron a ese refugio para el almuerzo.


En ese momento, trascendió la novedad de que se escuchaban ruidos desde la zona, los cuales comenzaron a dar esperanzas a los familiares.


Después de llegar a ese lugar, los rescatistas deben fortalecer el pequeño túnel, de unos 5 cm de diámetro, por donde luego se ingresarán microcámaras y micrófonos para establecer un posible contacto .


«Se está siguiendo el protocolo de rompimiento. Se está aislando el lugar, sacando las barras para proteger el pozo y luego de eso vamos a ingresar cámaras», explicó el ministro.


Fuente: Infobae