·

Loeb, favorito en Alemania

Para Sébastien Loeb y Daniel Elena, el Rally de Alemania es una cita aparte. Desde su integración al calendario del Campeonato Mundial en 2002, esta prueba siempre fue ganada por el dúo franco-monegasco, que este fin de semana tendrá la oportunidad de continuar su racha.


Un octavo éxito permitiría al dúo séxtuple Campeón del Mundo mejorar sus estadísticas, pero solo sería anecdótico. Haciendo sonar la Marsellesa el domingo a la tarde delante de la Porta Nigra de Treveris le permitiría a Citroën continuar su marcha hacia un nuevo título mundial.



En ocho rallys ya disputados esta temporada, Loeb y Elena siguen subidos al podio, de los cuales en cuatro oportunidades en el primer escalón. Con 48 y 61 puntos de ventaja sobre Sébastien Ogier y Jari-Matti Latvala, los líderes están en una situación ideal… ¡que aún pueden mejorar!



“Siempre me sentí bien en este rally y eso siempre me dio buenos resultados. Una octava victoria consecutiva en Alemania es claramente mi objetivo”, reconoció Sébastien Loeb, líder del torneo con 48 puntos de ventaja sobre su compatriota y tocayo Ogier (que tras correr en Finlandia como su escudero, volverá en la prueba germana a usar un C4 del Citroën Junior Team).



“Este es un rally interesante, ya que las tres etapas son muy diferentes. Las especiales de los viñedos de Mosela no tienen nada que ver con las del campo militar de Baumholder. Si el servicio meteorológico se equivoca, como sucede a menudo, esto promete una carrera animada e incierta”, agregó.



Tras haber disputado el Rally de Finlandia en el seno de CITROËN Junior Team, Dani Sordo se encontrará nuevamente con la butaca del C4 WRC n°2. El español estará a partir de ahora secundado por Diego Vallejo, que reemplaza a Marc Marti. “No es una decisión tomada sin pensar, pero llegué a la conclusión de que era necesario que cambiara algunas cosas para progresar”, explica Dani.



“Marc me aportó mucho durante las seis últimas temporadas y nos separamos en buenos términos. Con Diego, nos conocemos desde hace mucho tiempo, estamos en la misma sintonía y pienso que vamos a trabajar con la misma serenidad. Él descubrirá el Rally de Alemania, pero no pienso que se trate del rally más complicado para un copiloto”, culminó.



Segundo de esta prueba en 2006 y 2008, Sordo tendrá como objetivo al menos, hacer las cosas tan bien este año: “Como en Bulgaria, intentaré de marcar un máximo de puntos para Citroën.



No será fácil, principalmente habrá que desconfiar de la especial de 47 km trazada en el campo militar. Será muy exigente para los neumáticos y habrá que aportar el ritmo correcto para no pinchar”.