·

Nalbandian perdió con el cuarto del mundo en el Masters de Toronto

El cordobés cayó por un doble 6-2 ante el británico Andy Murray, quien jugó en un gran nivel y se clasificó para las semifinales del Masters 1000 de Toronto. Si bien el argentino no jugó en el primer set en el nivel que venía desarrollando en el torneo, también influyó en el resultado el gran rendimiento que mostró el escocés.


Desde el inicio del partido, Murray salió a jugar muy concentrado y con mucho respeto por su rival y jamás se permitió una desconcentración.



En el tercer juego, Murray le quebró el saque al argentino y comenzó a sacar una ventaja que luego ratificaría en el séptimo game cuando volvió a ganarle el saque al unquillense.



Murray es uno de los mejores contragolpeadores del circuito y gracias a su gran velocidad de piernas siempre está parado en el punto exacto.



Y gracias a eso logró neutralizar todos los intentos de Nalbandian por desbordarlo.



En el segundo parcial, Murray golpeó de entrada al quebrar el saque del argentino, quien parecía resignado ante la enorme superioridad de su rival.



El escocés continuó implacable desde el fondo de la cancha y un nuevo quiebre –otra vez en el séptimo game- marcó la gran diferencia que hubo entre uno y otro dentro de la cancha.



De esta manera, Nalbandian cerró su participación en Toronto, donde ayer alcanzó su undécima victoria consecutiva (dos por Copa Davis, seis la semana pasada en Washington y tres en Toronto), lo que constituyó la mejor racha ganadora de su carrera.



Nalbandian jugó un gran tenis en los últimos diez días, en los que consiguió siete victorias ante tenistas ubicados entre los primeros 38 puestos del ranking mundial.



La semana pasada, camino al título en Washington, el unquillense había vencido al suizo Stanislas Wawrinka (23 del mundo), al francés Gilles Simon (34), al croata Marin Cilic (13) y al chipriota Marcos Baghdatis (25).



Y en Toronto eliminó a los españoles David Ferrer (12) y Tommy Robredo (38) y al sueco Robin Soderling (5).



Además, Nalbandian venía de conseguir en julio dos resonantes triunfos en la Copa Davis frente a Rusia, donde venció a Nikolay Davydenko (6 del mundo) y Mikhail Youzhny (14).



El título en Washington la semana pasada le permitió al argentino escalar 72 posiciones en el ranking mundial de tenis, con lo que saltó del puesto 117 al 45.



Y con sus tres triunfos en Toronto, el argentino sumó 180 puntos y a partir del lunes se ubicará entre los mejores 36 del mundo.