·

TC: con un Ford Falcon, Ponce de León ganó en Río Cuarto

El piloto Gabriel Ponce de León, con un Ford Falcon, se adjudicó hoy su primera competencia del año en la categoría Turismo Carretera, que se disputó en el autódromo cordobés Parque Ciudad de Río Cuarto, de 4.047 metros.


Ésta fue la novena de las 16 pruebas del campeonato que se volverá a definir bajo el sistema «play off» con los 12 primeros.



Detrás de Ponce de León terminaron Mariano Werner (Ford Falcon), Agustín Canapino (Chevrolet), Juan Bautista De Benedictis (Ford Falcon), Guido Falaschi (Ford Falcon), Juan Manuel Silva ( Ford Falcon), Omar Tanoni (Ford Falcon), Diego Aventín (Ford Falcon) y Matías Rossi (Chevrolet).



Posteriormente lo hicieron Matías Jalaf (Ford Falcon), el quíntuple campeón Guillermo Ortelli (Chevrolet), Omar Martínez (Ford Falcon), Julio Catalán Magni (Dodge Cherokee), Leonel Pernía (Chevrolet) y Martín Basso (Torino Cherokee).



El actual campeón, Emanuel Moriatis (Ford Falcon), se despistó cuando venía en el tercer lugar, en tanto que no participaron en la final Norberto Fontana (Torino Cherokee) y Rafael Verna (Ford Falcon).



Fontana se despistó en la serie y debió abandonar, en tanto Verna sufrió una intoxicación por emanación de gases.



Con este resultado y cuando restan dos carreras para que se inicie la definición del título por la Copa de Oro, el campeonato muestra a Ponce de León con 149,50 puntos, seguido por Emanuel Moriatis (113,50), Mariano Werner (112), Christian Ledesma (110,50), Matías Rossi (103,50), Juan Bautista De Benedictis (100,50), Jonatan Castellano (98,50) y Diego Aventín (87).



Luego marchan Agustín Canapino (85,50), Mariano Altuna (79,50), Omar Martínez (77,50), Juan Manuel Silva (70,50), Juan Marcos Angelini y Lionel Ugalde, ambos con (68) y Guillermo Ortelli (64).



Con sensación térmica bajo 0 se inició la programación con la disputa de las 3 series selectivas del Turismo Carretera que se adjudicaron Gabriel Ponce de León (Ford Falcon), Mariano Altuna (Chevrolet) y Agustín Canapino (Chevrolet), respectivamente.



Posteriormente se desarrolló la carrera del TC Pista a 20 vueltas, en la que ganó Mauro Giallombardo (Ford Falcon) en 32m.28s.861/1000, a un promedio de 149,515 kilómetros por hora, escoltado por Gastón Ferrante (Chevrolet) a 9s.663/1000 y Leonel Sotro (Ford Falcon) a 10s.109/1000.



Giallombardo marcha al frente del campeonato con 159,50 puntos, teniendo por detrás a Juan Martín Trucco con 112 y Sebastián Porto con 98.



Con Ponce de León y Altuna en la primera fila se inició la largada de la final del Turismo Carretera, con 4 grados de temperatura ambiente y la presencia de gran cantidad de público, notándose las ausencias de Verna (Ford Falcon),0 que acusó intoxicación, y Fontana, que abandonó en la serie.



Ponce de León tomó la punta seguido por Altuna, Werner, Canapino, Gianini, Moriatis, De Benedictis, hasta el giro número 3, cuando se penalizaba a Lionel Ugalde (Ford Falcon) por un toque contra Guillermo Ortelli (Chevrolet).



Sobre el sexto giro se despistó Altuna y las posiciones quedaron con Ponce de León, Werner, Gianini, Canapino, Moriatis, De Benedictis, Silva, Martínez, Falaschi y Spataro, en tanto que se tocaban varios autos, entre ellos los de Larrauri, De Carlo y Altuna, lo que obligó a neutralizar la competencia.



La rotura del motor de Nolesi cubrió la pista de aceite y motivó el despiste de Altuna, que al tratar de volver a la pista dentro de una gran polvareda fue colisionado desde atrás.



Una vez liberada la pista se fue en punta nuevamente Ponce de León, teniendo por detrás ahora a Canapino, Werner, Moriatis, De Benedictis, Silva, Gianini, Martínez, Falaschi y Angelini, con tierra en algunos sectores del asfalto.



Cumplida la vuelta 15, siempre con Ponce de León, Werner se colocaba detrás, en tanto que luego marchaba Moriatis, De Benedictis, Canapino, Gianini, Silva, Falaschi y Aventín. Moriatis se despistó sobre el final y debió desertar.



Así, siempre con un veloz y seguro andar Ponce de León completó el día ganando la ansiada competencia para poder aspirar al título, teniendo en cuenta que reglamentariamente debía hacerlo en al menos una oportunidad. Werner y Canapino resultaron dignos escoltas.