·

Massa negó ser el segundo piloto de Ferrari

Después del polémico final en Alemania, Felipe Massa negó haberse convertido en el piloto número dos de Ferrari y dijo que está preparado para ganar en el Gran Premio de Hungría que se correr el fin de semana.



(Buenos Aires, julio 30 de 2010) – Felipe Massa negó el jueves haberse convertido en el piloto número dos de Ferrari y dijo que está preparado para ganar en el Gran Premio de Hungría que se correr el fin de semana.


El brasileño estuvo en el centro de una polémica por recibir «órdenes de equipo» durante el Gran Premio de Alemania el fin de semana pasado, cuando se dejó superar por su compañero de equipo Fernando Alonso, que finalmente ganó la carrera, tras recibir un mensaje por radio mientras era líder.


«Sí, lucharé por la victoria aquí, sean cuales sean las condiciones», dijo Massa en rueda de prensa en su regreso al circuito Hungaroring donde el año pasado sufrió una grave lesión en la cabeza que puso en riesgo su vida.


Consultado sobre si reaccionaría de manera diferente si estuviera en la misma situación del fin de semana pasado, contestó: «Ganaré».


«En el momento en que yo diga que soy un piloto número dos, no competiré más», agregó.


Alonso es quinto en el Campeonato de Pilotos, a 34 puntos del líder Lewis Hamilton de McLaren, mientras que Massa es octavo, 38 puntos detrás de su compañero de equipo.


Massa dijo que lo que ocurrió en Hockenheim lo convirtió en una persona aún más fuerte y se molestó ante la sugerencia de un periodista brasileño que dijo que había traicionado a su país por obedecer las órdenes de su equipo.


«Siempre haré todo lo que pueda por mi país», afirmó. «Para mí, mi país es lo más importante. Ya he demostrado muchas veces en mi vida (…) lo que soy capaz de hacer por mi país», indicó.


Massa dijo que habló con todos en Ferrari sobre la situación después de Hockenheim.


«Quiero lo mejor para el equipo», señaló. «No estoy aquí solamente para correr. Estoy aquí para ganar. Ese es realmente mi objetivo. Mientras yo esté en condiciones de ganar, debemos ir hasta el final, luchar por la victoria», añadió.


Su compatriota Rubens Barrichello, sentado a su lado, lamentó lo que le ocurrió a Massa.


«Lamenté mucho ver que debió pasar por algo tan malo», dijo el experimentado piloto, quien tuvo que acatar de manera regular las órdenes de su equipo cuando estaba en la escudería italiana junto al heptacampeón Michael Schumacher.


«Nadie debería tener que vivir esa sensación», agregó el brasileño, quien debió renunciar a una victoria en el Gran Premio de Austria en 2002 que llevó a que se prohibieran las órdenes de equipo.


Barrichello aseguró que había hablado con Massa sobre la situación en Ferrari, pero no podía revelar lo que le había aconsejado.