·

El Senado rechazó en Comisión el proyecto de matrimonio homosexual

El dictamen tuvo apoyo de 8 de los 15 miembros de la Comisión de Legislación General. Entre ellos, de dos kirchneristas. En paralelo, impulsan un proyecto de unión civil. El proyecto original se debatirá sólo si el pleno de la Cámara rechaza el dictamen en contra.


(Río Grande, 06 de julio de 2010) La paridad extrema que hay en el Senado sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo se definió esta tarde: la Comisión de Legislación general rechazó el proyecto que llegó de Diputados, que consiguió dictamen de minoría.


Este rechazo es el que será puesto en consideración del plenario de la Cámara Alta el 14 de julio. En caso de que no alcance mayoría, recién entonces pasará a tratarse el proyecto original sobre matrimonio homosexual, que ya tiene el aval de Diputados.


Y en caso de que tampoco éste consiga los votos necesarios (es decir, que también sea rechazado), se debatirá el nuevo dictamen que instala la «unión civil» con nuevos derechos para parejas homosexuales pero sin considerarlos «matrimonios».


En la sesión de la comisión estuvieron presentes 13 de sus 15 miembros. Faltaron dos radicales cuyo vuelo no arribó a tiempo, pero que se habían expresado en contra del matrimonio homosexual.


Los votos por el rechazo fueron de Liliana Negre (peronista disidente, presidenta de la Comisión), Mario Cimadevilla y Ramón Mestre (UCR), Sonia Escudero (PJ disidente), María José Bongiorno (ex kircherista), Rolando Bermejo (kirchnerista) y Adriana Bortolozzi, una kirchnerista distanciada de su bloque pero que técnicamente aún no se fue. La octava firma sería de uno de los dos radicales que estaban ausentes, José Roldán y José Cano. Las fuentes parlamentarias no lo precisaron aún.


Del lado favorable al proyecto original, las firmas fueron de Nicolás Fernández, Marcelo Fuentes y Pedro Guastavino (kirchneristas), Elena Coprregido (PJ-Chaco), el cordobés Luis Juez y el kirchnerista Guillermo Jenefes, quien firmó «en disidencia total» porque está en contra.


Fuente: Clarin.com