·

SEMBLANZAS (XLIII): Un día muy diferente

"Algunos se desvanecen para siempre, otros ingresan en el universo de las estadísticas, curiosa ciencia ésta, casi siempre basada en la recuperación de los olvidos..." Especial de Jorge Daniel Amena para Radio Fueguina.


SEMBLANZAS


Por Jorge Daniel Amena (*)




Un día muy diferente


Debemos coincidir que mañana será un día muy diferente, y más diferente el día que le sobrevendrá a ése, y así sucesivamente, porque la sumatoria de los días diferentes hace que la vida de uno no sea monótona o más monótona de lo que es en realidad.


Porque en realidad la monotonía es la quintaesencia del existir. Un día después del otro, y así.


Existen días diferentes que marcan un punto de fractura, y las cosas dejan de ser como estaban siendo, y después se desvanecen.


Algunos se desvanecen para siempre, otros ingresan en el universo de las estadísticas, curiosa ciencia ésta, casi siempre basada en la recuperación de los olvidos.


Para los fanáticos del fútbol, el resultado dado frente a Alemania y la despedida de Argentina del Campeonato Mundial, es un punto de inflexión. El fin de una ilusión, una era, pero para nada el fin de la historia; como escribiera Francis Fukuyama antes de perecer bajo el peso de los acontecimientos que -como una ola gigantesca- se abatió sobre su teoría y la finitud de sus conceptos.


Que vivimos en un país de opinadores de toda laya.


Nunca se es más igual al otro en la diversidad de opinión, que cuando de fútbol se habla, y si es la Selección Nacional, no tiene ni idea.


Con buena o mala leche, de alguna manera se caen las máscaras, y les guste el deporte o no, en mayor o menor grado se muestra la hilacha.


Somos como somos, por eso a veces nos va como nos va.


En lo personal siento (vi y disfruté) de todo un país atento a los próceres de bandera a la carrera.


De los goles que nacen desde allí mismo donde se respira o donde palpita la vida misma.


Y gritarlos.


Porque los goles se gritan, no se susurran.


Hay tanto dolor en la realidad real ¡!


Hay tanta hipocresía que nos tiene hasta el moño. Qué viene bien gritar, putear enojarse con el referí y festejar, porque es una manera de ser íntegramente, solamente eso. Una persona con emociones desbocadas.


A lo largo del país, a lo ancho.


Y si es un día diferente, como si fuéramos chicos, se nos acabó la magia. La magia siempre se acaba.


En algún momento siempre cae el telón.


Es un día diferente. Este y el que sigue, y el otro, hasta que la vida normal nos indique con la precisión de lo inefable las cosas buenas y no tanto, que nos resta vivir. Lo que nos tocará escuchar, y uno siempre desandando este camino que eligió o la vida le impuso.


Existió un contraste entre el Obelisco desolado y las sonrisas de la Primer Ministro de Alemania y Joseph Blatter, presidente de la FIFA.


En lo alto, el cielo africano se cubría de estrellas.



(Imagen: Telam. Photoshop radiofueguina.com)



(*) Escritor, Abogado Constitucionalista – Ex Juez Nacional – ex Legislador provincial y Convencional Constituyente Nacional – Miembro permanente de la UNV(United Nations Volunteers) de la ONU.


.



(Se autoriza la reproducción, citando la fuente. Rogamos informar acerca de su publicación.)



Opiniones a info@radiofueguina.com