·

Javier Aguirre: «Fue como darles una pistola y decirles que nos maten»

Javier Aguirre afirmó que México se fue con la "cabeza en alto" tras perder ante Argentina. "Luego de esos dos goles el ánimo del equipo se vino en contra", dijo el Vasco, quien no confirmó si sigue pero se esforzó por dejar en claro que su seleccionado "tuvo personalidad".


En cuanto al arbitraje, Aguirre dijo que «ya de antes el arbitraje la había regado en el juego entre Alemania y Argentina, y la verdad hay un antes y un después luego de ese gol que no era. Antes de ese tanto estábamos serios, compitiendo, controlando al rival».



«Yo quería que el Bofo (Javier Bautista) surta de balones a los jóvenes de adelante, pero no nos salió el planteamiento. Luego se tuvieron que hacer modificaciones y estábamos jugando siempre a matar o morir», dijo Aguirre en justificación a darle la titularidad al delantero del Guadalajara.



«Me equivoqué en muchas cosas, yo siempre voy a ser el malo. Pero quiero resaltar el ánimo de mis muchachos, que siempre se fueron adelante, nos faltó poquito, hay que seguir trabajando y no perder el rumbo. Hay que seguir trabajando a los chavos», comentó Aguirre en la sala de prensa, aunque no aclaró si dejaría el timón del Tricolor, pues «es algo que decidirán Decio de María y Justino Compeán, eso será en la vuelta a México, todo está en el aire», puntualizó el estratega mexicano.