·

Palermo: “Es el gol más importante de mi vida”

El goleador Martín Palermo, autor del segundo tanto ante Grecia, confesó que pudo dormir “muy poco” después de la histórica jornada de ayer, cuando debutó en campeonatos mundiales y consiguió marcar en sólo 14 minutos que estuvo en la cancha. “Esto no tiene comparación, vivirlo es inexplicable”, expresó.


Palermo aseguró que cambia convertir cualquier tanto por “levantar la Copa del Mundo” el 11 de julio próximo.



“Hice ayer el gol más importante de mi carrera. Después de pasar tantos Mundiales y no poder estar en ninguno, de ver a otros seleccionados argentinos por televisión, me tocó convertir por primera vez en una Copa del Mundo, a los 36 años, en el final de mi carrera y con todo un país detrás de nosotros. Pero cambio cualquier gol por salir campeón el 11 de julio”, afirmó Palermo en la conferencia de prensa que brindó junto a su compañero, el mediocampista Jonás Gutiérrez.



Palermo admitió que haber anotado su primer tanto en una Copa del Mundo “no tiene comparación con nada” de lo que él vivió antes en el fútbol.



“Se me hizo complicado dormir. Ver a varios hinchas festejando con mi camiseta me llenó de orgullo. Pese a que están en el equipo (Juan Sebastián) Verón, (Lionel) Messi y (Carlos) Tevez, tenían puesta la mía. Pero debo estar tranquilo y pensar en lo que viene, porque hay un largo camino”, resaltó.



Palermo aclaró que la mente del plantel está puesta en México, el rival del domingo próximo por los octavos de final.



“Hay que pasar etapas, no puedo proponerme más cosas. Lo importante es que no hay titulares ni suplentes. En los minutos que me pueda llegar a dar (el entrenador) Diego Maradona, tendré que jugarme la vida”, expresó.



El goleador de Boca Juniors adjudicó el apoyo que recibe de la gente a su “forma de ser y de trabajar”.



“Nunca se puede convencer a todos, pero últimamente, después del gol que le hice a Perú (el 2-1 final por las Eliminatorias), se revirtió todo. Más allá del club del que sea cada hincha, todos me manifestaron su respaldo. Y eso debo alimentarlo para mantenerlo”, manifestó.



Palermo dijo que el secreto para convertir tantos goles radica en “ubicarse bien en el área e intuir dónde puede terminar la jugada”.



“Lo adquirí con los años. Hay que saber los movimientos de un compañero. Ayer, por suerte, la pelota que me quedó, terminó siendo gol”, celebró.



Palermo destacó el manejo del plantel por parte de Maradona. “Somos todas figuras y no es fácil mantener el orden y el equilibrio grupal. La convivencia es muy buena y teníamos la necesidad de estar todos juntos. Diego nos transmitió la idea de juego y se vio en la cancha que nos dio mucho rédito”, explicó.



El jugador de Boca agradeció la confianza que Maradona depositó en él para llevarlo al Mundial de Sudáfrica.


“Nos pide que no nos relajemos y que estemos concentrados. A partir del domingo, sabemos que el mínimo error nos puede dejar afuera de la competencia”, advirtió.



Palermo consideró que el fútbol de México, el próximo adversario en el camino a la final de la Copa del Mundo, “creció muchísimo”.



“Se ve en lo que muestra el seleccionado. Deberemos tomar recaudos para contrarrestar su potencial pero lo importante es lo que hagamos nosotros. Independientemente de quién sea el rival, tenemos que apuntar a ganar”, aseguró.



El delantero se ilusionó con que su manera de entrenarse y jugar redunde en una “buena imagen” para los más jóvenes.


Palermo se refirió también a la falta de gol de Messi en los tres partidos que el seleccionado argentino disputó en este Mundial.



“Messi es el mejor del mundo, el atacante más desequilibrante. Y debemos acompañarlo para que no se vuelva loco porque no convierte”, concluyó.