·

México perdió con Uruguay 1 a 0 y deberá enfrentar a Argentina

El equipo dirigido por Oscar Tabárez finalizó en el primer lugar del Grupo A y así evitó un posible cruce con la Selección argentina. El único tanto lo convirtió el delantero Luis Suárez, de cabeza, a los 41 minutos del primer tiempo. Pese a la derrota, los mexicanos también avanzaron a los octavos de final, por mejor diferencia de gol que Sudáfrica, y son el próximo rival del equipo de Maradona.


Tal como habían anticipado los protagonistas en sus declaraciones previas, ninguno de los equipos salió a especular con el empate, que les aseguraba a ambos su pasaje a los octavos de final. Por el contrario, los dos exhibieron actitud y voluntad de quedarse con los tres puntos.



El primero en llegar con peligro fue Uruguay. A los 5 minutos, Suárez encontró a la defensa mexicana mal parada, encaró por la izquierda y definió con un remate cruzado, ante la desesperada salida del arquero Pérez, que se fue junto al palo opuesto.



Inmediatamente respondió México, a los 6 minutos, con un desborde de Dos Santos por la derecha, quien envió un centro que no alcanzó por muy poco a conectar Cuathemoc Blanco, de cabeza, dentro del área chica.



Los ’charrúas’ manejaron el desarrollo del encuentro con mayor tranquilidad, ya que el empate les jugaba a su favor –por diferencia de goles- y los mexicanos padecieron cierto nerviosismo que, por momentos, se tradujo en imprecisiones en el control de la pelota.



A los 11 minutos, Suárez volvió a intentar con un remate desde fuera del área, pero fue bien controlado por Pérez. A los 15’ Blanco habilitó con un gran pase a Franco, pero el argentino nacionalizado mexicano no pudo definir con comodidad, pese a eludir la salida del arquero Muslera.



De ida y vuelta era el partido, pleno de emociones. A los 17 minutos, Victorino se impuso en el juego aéreo dentro del área mexicana, después de un córner enviado por Forlán, pero su violento cabezazo salió por encima del travesaño. A los 22’ contestó el ‘Tri’ con un disparo de Guardado que se estrelló contra el travesaño.



La paridad se mantuvo hasta los 42’, cuando Luis Suárez ganó dentro del área y definió con un cabezazo un gran centro de Cavani, para poner el 1-0 con el que los uruguayos se fueron al descanso.



Obligado por el resultado, México salió a jugar más arriba en el segundo tiempo. Sin embargo, su adelantamiento provocó espacios libres para el contragolpe ‘celeste’, bien aprovechado fundamentalmente por la velocidad de Forlán. A los 8 minutos, el arquero Pérez evitó la segunda caída de su valla tras un buen cabezazo de Lugano.



Pareció despertarse México después de los 15 minutos. Hasta ese momento, había manejado la pelota, pero sin ideas para generar peligro.



A los 18’ Victorino alcanzó a pellizcarle la pelota a Barrera, cuando el delantero encaraba dentro del área para irse mano a mano contra Muslera. Y un minuto después, Rodríguez conectó de ‘palomita’ el balón, que se fue apenas junto al palo izquierdo.



No hizo mucho más el equipo mexicano, que cayó sin atenuantes ante un sólido conjunto uruguayo y ahora deberá medirse con el poderío argentino –en caso de ganar el Grupo B- en los octavos de final. Se reeditará así el duelo de Alemania 2006.




Síntesis



Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Mauricio Victorino y Jorge Fucile; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Alvaro Pereira; Diego Forlán; Edinson Cavani y Luis Suárez.


DT: Oscar Tabárez.



México: Oscar Pérez; Ricardo Osorio, Francisco Rodríguez, Héctor Moreno y Carlos Salcido; Andrés Guardado, Rafael Márquez y Gerardo Torrado; Giovanni Dos Santos, Cuathemoc Blanco y Guillermo Franco.


DT: Javier Aguirre.



Gol en el primer tiempo: 42m. Suárez (U)



Cambios en el segundo tiempo: antes de comenzar, Pablo Barrera por Guardado (M); 12m. Israel Castro por Moreno (M); 17m. Javier Hernández por Blanco (M); 32m. Diego Scotti por Pereira (U) y 40m. Alvaro Fernández por Suárez (U).



Amonestados: Fucile (U); Barrera (M).



Arbitro: Viktor Kassai (Hungría).


Estadio: Bafokeng, de Rustemburgo.