·

Ex combatientes protestaron para que LAN Chile cancele los vuelos a Malvinas

Un reducido grupo de ex soldados argentinos que combatieron en las Islas Malvinas en 1982, llegaron desde Buenos Aires para realizar un acto simbólico en el aeropuerto Piloto Fernández de esta capital. Pidieron la cancelación de los vuelos que hace LAN Chile a las islas.


(Río Grande, 14 de junio de 2010) – El pasado viernes 10 integrantes de la Asociación Civil Combatientes en Malvinas de Buenos Aires, se dieron cita en el aeropuerto Piloto Fernández de Río Gallegos, precisamente en el momento en que arribaba el vuelo regular de LAN Chile, que reabastece en esta capital y parte para las islas.


Los manifestantes desplegaron una enorme bandera que decía “Gloria a los 649 héroes de Malvinas” y reclamaron a viva voz que la empresa trasandina cancele los vuelos al archipiélago por considerar que las islas están siendo usurpadas por Gran Bretaña y no es posible que un argentino deba portar un pasaporte para transitar en su propio territorio.


Ante la observación de unos 60 pasajeros que viajaban en el avión, los ex combatientes desplegaron las consignas y tiraron granadas de humo blanco y celeste lo cual no afectó en ningún momento las tareas habituales del aeropuerto ni de la máquina.


Algunos de los integrantes señalaron que ésta es la forma que han encontrado para hacer conocer al mundo la falta de política en el asunto Malvinas y la tolerancia que hay por parte del gobierno de los sucesivos atropellos británicos, entre ellos la instalación de una base altamente fortificada en las islas, la continua invasión del espacio aéreo por parte de aviones ingleses y la explotación ilegal de los recursos petroleros en aguas jurisdiccionales de nuestro país.


Uno de los cuestionamientos más fuertes que se le hace al gobierno nacional es la falta de reclamo ante el gobierno chileno por la colaboración que este país sigue prestando a aeronaves inglesas y la asistencia logística que hace a las islas y a las fuerzas basadas en ese lugar.


Los ex combatientes no olvidan la actitud que tuvo el gobierno de Chile durante el conflicto de 1982; absolutamente colaboracionista con el de Margaret Tacher, prestando sus bases, asistiendo a las naves británicas y realizando, para las fuerzas invasoras, relevamiento de daños en la pista de Puerto Argentino, operando desde los bombarderos Vulcan cedidos por la RAF en aquella oportunidad.