·

Diego «mima» a Lionel Messi en un día cargado de versiones

El entrenador del seleccionado argentino, Diego Maradona, hizo todo hoy para mostrar que Lionel Messi está en perfectas condiciones, porque espera que sea el estandarte del equipo durante el Mundial de Sudáfrica 2010.


A partir de las declaraciones del preparador físico del seleccionado argentino, Fernando Signorini, quien hace tiempo viene marcando que los jugadores no están estado por su extenuante temporada, se desató la polémica.

Tuvo que salir el médico del seleccionado nacional, Donato Villani, a aclarar que todos están bien, pero Maradona ya había expuesto durante la práctica que Messi están desgastado pero en condiciones de jugar el sábado y todo el Mundial 2010, mientras su cuerpo y las patadas que reciba lo permitan.

Por eso hoy en lo que se pudo ver de la práctica del seleccionado argentino, todo el tiempo Maradona estuvo “mimando” a Messi.

A tal punto fueron las ganas de mostrarle Maradona a la prensa que la estrella está bien que hizo ensayar córners y puso a rematar del lado de donde estaban los medios.

Cuando terminó el entrenamiento Maradona y Messi fueron caminando juntos, abrazados, hasta la mitad de cancha.

Más allá de estos gestos para los de afuera de Maradona, está claro que en Messi están centradas gran partes de las chances del seleccionado argentino en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Messi no es que tiene que ganar el Mundial solo, pero si Argentina tiene al mejor jugador del mundo debe saber aprovecharlo, como pasó con Maradona en 1986.

Está claro que Messi debe tener un equipo que lo respalde, pero él debe hacerse dueño del fútbol de ese equipo.

Y eso es lo que buscó Maradona en los entrenamientos que realizó en Pretoria, en los tácticos o en las prácticas formales de fútbol.

Messi en los entrenamientos llevados a cabo en Sudáfrica jugó de lateral por la izquierda, de volante abierto, de doble cinco, de enganche, libre y de delantero.

¿Qué buscó Maradona con esto? Que Messi sea el que mande en todos los sectores del campo, que sienta que todo debe pasar por él.

En el seleccionado argentino no tendrá el respaldo que disfruta Messi en Barcelona, pero hay jugadores como Juan Sebastián Verón, Angel Di María o Carlos Tevez, quienes pueden entender su misma sintonía.

Habrá que ver si Messi puede sacar a relucir el carácter y la determinación que muestra en Barcelona y si el equipo entiende que su juego y su categoría pueden ser determinantes si se quiere ganar el Mundial de Sudáfrica 2010.