·

Portugal goleó a un rival que no fue oposición

El seleccionado de Portugal se impuso 3 a 0 a Mozambique, en Johannesburgo, en la previa al debut mundialista, que será para los dirigidos por Carlos Queiroz el 15 de junio frente a Costa de Marfil. Cristiano Ronaldo jugó apenas 30 minutos.


Cristiano Ronaldo, estrella del equipo portugués, tuvo una actuación discreta en Sudáfrica. Inició el partido en el banco de suplentes y apenas jugó la última media hora.



Los lusos encontraron la ventaja en la segunda parte y concretaron la victoria gracias a los goles de Danny (51) y Hugo Almeida (74 y 82).


Portugal cerró así su programa de amistosos previos a la Copa del Mundo con un balance de dos victorias (Camerún y Mozambique) y un empate (Cabo Verde).



La decisión de Queiroz de ubicar a Cristiano Ronaldo en el banco de suplentes provocó desazón en algunos de los aficionados lusos, consignó la agencia dpa.



En los primeros minutos, Raúl Meireles y Simao Sabrosa se adueñaron del juego portugués y generaron los primeros dolores de cabeza para la defensa africana.



El jugador del Atlético de Madrid protagonizó las dos primeras situaciones de peligro, pero sus disparos fueron controlados por el portero Lamá.



Liedson quedó desconectado de los desbordes de Simao y Danny, y el equipo evidenció la ausencia del último toque para poder sentenciar las jugadas de peligro.



Deco utilizó la calidad de sus pases largos para suplir el desgaste físico mientras que Ricardo Carvalho y Bruno Alves se ocuparon en defensa del punta Gerry.



Mozambique protagonizó la jugada más peligrosa de los 45 minutos iniciales. Hagy lanzó un disparo fulminante desde 30 metros y el balón se estrelló contra el palo derecho de Eduardo.



Portugal encontró el camino para abrir la diferencia en el resultado. Danny recibió una asistencia de lujo de Deco y definió con la portería vacía después de haberse sacado de encima al portero.



Y Cristiano apareció en escena. La estrella absoluta de Portugal jugó los últimos 30 minutos del partido y los aficionados estremecieron cada vez que tocó la pelota.



Cristiano apenas buscó el arco rival con un disparo, pero la fidelidad de los fanáticos se mantuvo intacta y el crack del Real Madrid pudo darse el lujo de disputar su primer partido en la tierra de la Copa del Mundo.



Cerca del final, Danny desbordó sólo por la izquierda y asistió a Hugo Almeida, para que el punta sepultara el resultado en el área pequeña.



El tercer tanto del duelo nació en los pies del propio Cristiano Ronaldo, que remató desde fuera del área que provocó el rebote de Lamá. Almeida lo aprovechó para obtener su doblete en el triunfo.



Portugal derrotó sin problemas a un equipo demasiado inferior y su máxima estrella casi ni apareció en escena. El optimismo y la tranquilidad fueron el saldo para los lusos en su presentación sudafricana.