·

Maradona comenzó a definir el equipo para el debut y Tevez se perfila como titular

El entrenador del seleccionado argentino, Diego Maradona, volvió a ensayar con equipos mezclados, pero en todas estas prácticas los únicos que se mantienen siempre son los supuestos defensores titulares, con Jonás Gutiérrez de lateral derecho.


En la cabeza de Maradona ya está definido el equipo, sólo resta esperar cuando lo va a confirmar, algo que podría suceder cuando este viernes, al mediodía en Pretoria y las 7 de la mañana en Argentina, brinde la conferencia de prensa antes del debut ante Nigeria.



El técnico argentino antes de viajar a Sudáfrica declaró en varios medios que pretendía jugar ante los nigerianos con el mismo esquema con el que se venció a Alemania en Munich.



Y había puesto en duda quien sería el lateral por derecha, abriéndole una puerta a Clemente Rodríguez porque pretendía ahí un “lateral-lateral”.



Pero en los entrenamientos en Pretoria hizo pruebas y Jonás Gutiérrez parece que tendrá que acostumbrarse a la posición de lateral por derecha.



En la única práctica de fútbol formal, Maradona paró un equipo con Carlos Tevez acompañando arriba a Gonzalo Higuaín, con Lionel Messi más retrasado.



Maradona le había dicho a Télam que analizaba con mucha seriedad esta


opción y hasta ahora es la que más conforme lo dejó.


Sin embargo, habrá que esperar a las prácticas de fútbol de mañana y el jueves para ver con que equipo arrancará el Mundial de Sudáfrica 2010.



Con cualquier esquema, la sensación es que Jonás Gutiérrez, Martín Demichelis, Walter Samuel y Gabriel Heinze integrarán la defensa titular.



En las tres practicas que la prensa pudo observar en Pretoria, Maradona dispuso trabajos en espacio reducido y en todos paró esa defensa.


El mediocampo y la ofensiva fueron rotando, si hasta Lionel Messi en una de las prácticas fue volante central y Javier Mascherano zaguero, pero la defensa de Jonás, Demichelis, Samuel y Heinze siempre se mantuvo.



Evidentemente la idea de Maradona es la de darle continuidad de trabajo a esos cuatros defensores y probar variantes de mitad de cancha en adelante.



El técnico ya ensayó con la opción de jugar con Tevez de punta y Messi retrasado, pero no habría que descartar, por lo menos para enfrentar el sábado a Nigeria alguna sorpresa.



Las sorpresa podría ser la inclusión desde el inicio de un Maximiliano Rodríguez o hasta un Javier Pastore, quien sorprendió por su nivel al técnico en todos los entrenamientos.



Mañana y el jueves serán claves en cuanto a la decisión de cómo formará el equipo y habrá que ver si Maradona sorprende con algo o si mantiene lo que hizo en la única práctica de fútbol formal llevada a cabo en el predio de alto rendimiento deportivo de la Universidad de Pretoria.



Los hinchas muestran su decisión para ver a la Selección



Aunque la seguridad es la gran preocupación de todos a pocos días de que comience el Mundial de Sudáfrica, con una sonrisa y determinación es posible sortear la mayoría de los puestos de control para acceder al Centro de Alto Rendimiento de la Universidad de Pretoria (HPC).



Pero lo de la concentración argentina no es una excepción, ocurre también en los estadios, como el Soccer City de Johannesburgo, donde aún no están activados los detectores de metales en los controles de seguridad, y es posible lograr que un guardia con buena voluntad te deje ingresar sin solicitarte la acreditación.



Unos hinchas de Platense contaron a Télam que pudieron ingresar al estadio de Rustemburg, en la North West Province, con su auto a las 5 de la mañana y desde allí, tirados en el césped, vieron el amanecer.



Desde que el domingo pasado el equipo de Diego Maradona hizo su primer entrenamiento con público, al que asistieron cerca de 5.000 personas, cada día que la prensa puede acceder a tomar imágenes de los últimos 15 minutos de entrenamiento, antes de la habitual conferencia de prensa, suelen aparecer decenas de hinchas dispuestos a hacer lo que sea para entrar a ver a sus ídolos.



Esta tarde, más de una hora y media antes de que la prensa fuera autorizada a ingresar al HPC, un grupo de hinchas de Villa Cañas, provincia de Santa Fé, consiguió ingresar al predio en su auto, del que colgaba la bandera argentina, luego de sacarse una foto con los guardias de turno.



Cuando la prensa comenzó a amontonarse en la entrada, ya fue más difícil ingresar, aunque más de uno lo consiguió con una artimaña, como haciéndose pasar por estudiante de la Universidad.



A la hora marcada para entrar al predio, además de los periodistas, fueron varios los hinchas que salieron corriendo en dirección a la cancha donde entrena la selección.



Aún así, en el último control para ingresar al campo de juego donde se ejercitaban los dirigidos por Maradona, hubo una revisión estricta de las acreditaciones, aunque uno que otro logró colarse con alguna acreditación prestada.



Fue bastante diferente a lo que ocurrió en el primer entrenamiento que la selección hizo abierto a la prensa la semana pasada, cuando el descontrol fue mayor y en la avalancha de periodistas que empujaban por ingresar a la cancha varios hinchas lograron entrar. Es por eso que, pese a que está claro que los entrenamientos son solo para la prensa, los seguidores argentinos siguen acudiendo cada día a la concentración esperando su oportunidad.



Los que no lo consiguen, se conforman con colgar su bandera en la lonas verdes que rodean el campo de entrenamiento, como ocurrió hoy con los hinchas llegados desde Morón e Ituzaingo.



Los argentinos decididos y “chamuyeros” son los que más posibilidades tienen de entrar, mientras los fanáticos locales, con muchas menos chances, se lamentan en la puerta al no poder ver a Messi, el ídolo máximo en Sudáfrica.



A ellos se les sumó hoy un grupo de barrabravas que se acercó al predio para hablar con Carlos Bilardo, pero que no lograron ingresar a la cancha.




Una práctica que dejó ver un grupo unido



La buena onda del grupo de 23 jugadores que eligió Maradona se percibe a la distancia. No hay diferencias, hay claros líderes –Heinze, Mascherano y con un perfil bajo Verón-, y no hay los recelos de otros mundiales.



En Francia 98 por un lado estaban los protegidos de Daniel Passarella y por el otro los grandes, como Gabriel Batistuta.



En Alemania 2006 por un lado estaba Juan Román Riquelme, todavía con buena relación con Lionel Messi, y el resto.



Pero en Pretoria lo que cuentan los que están dentro del grupo y lo que se ve cuando se puede ver los entrenamientos, es que hay un grupo unido y que tiene claro para dónde va.



Después, la pelota, la suerte o la mala suerte, marcarán hasta donde llega este grupo en el Mundial, pero la sensación que hay es que no será por mala relación entre ellos.



Además, sin levantar la voz Mascherano se transformó en uno de esos líderes positivos y eso lo marcan sus propios compañeros.



Claro, que a pocos le importó esto, porque en el día del cumpleaños del capitán del seleccionado argentino, antes de comenzar el segundo turno de entrenamiento, todos, absolutamente todos, le dieron una “feroz” manteada, pero aseguran que con buena onda.



Así comenzó la práctica de la tarde del equipo de Maradona, con el saludo por el cumpleaños a Mascherano, y luego con ejercicios tácticos de ataque y defensa.



Cuando ingresó la prensa Maradona dividió dos equipos y hubo un partido de fútbol en espacio reducido, que tuvieron como vencedores a los que tenían pechara naranja.



El equipo que ganó formó con Sergio Romero; Maximiliano Rodríguez,Nicolás Burdisso, Nicolás Otamendi y Clemente Rodríguez; Juan Sebastián Verón, Mario Bolatti y Angel Di María; Caros Tevez, Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.



El otro equipo alistó a Mariano Andújar; Jonás Gutiérrez, Martín Demichelis, Walter Samuel y Gabriel Heinze; Ariel Garcé, Javier Mascherano y Javier Pastore; Diego Milito, Martín Palermo y Sergio Agüero.



Durante el partido hubo discusiones, Verón y Mascherano varias veces le protestaron airadamente al árbitro del encuentro, que fue Maradona, y al final quedó claros las causas.



Es que el equipo derrotado tenía que pagar una prenda, y la misma era que los perdedores se tenían que parar en la línea del arco, de espaldas, y los que ganaron, como en un pelotón de fusilamiento, los pelotearon.



Una vez finalizado el trabajo, ya de noche y con un frío importante, los jugadores se fueron a duchar, para luego festejarle en la intimidad el cumpleaños a Mascherano, con una torta y con champagne.



La actividad del seleccionado argentino continuará mañana,miercoles, con trabajos


en doble turno y por la tarde otra vez se podrán observar los últimos quince minutos del entrenamiento, con posterior atención a la prensa de dos jugadores.