·

Rafael Nadal ganó su quinto Roland Garros y vuelve a la cima

El español Rafael Nadal (2do preclasificado) superó con contundencia al sueco Robin Soderling (5) por 6-4, 6-2 y 6-4 para quedarse con su quinto título de Roland Garros y recuperar, desde mañana, el número 1 del ranking mundial de la ATP.


El español Rafael Nadal (2do preclasificado) superó hoy con autoridad y contundencia al sueco Robin Soderling (5), por 6-4, 6-2 y 6-4, y se quedó con su quinto título de Roland Garros sin perder un solo set, con lo que recuperó, once meses después, el número 1 del ranking mundial de la ATP.



Este es el quinto título de Nadal en París (ganó de 2005 a 2008 y 2010), lo que le permite situarse a solo un titulo del récord que ostenta el sueco Bjorn Borg.



Nadal, que había sido número uno del mundo durante 46 semanas, perdió en manos de Roger Federer el liderazgo del ranking de la ATP el 22 de junio de 2009.



Menos de un año después `Rafa` regresa a la cima del tenis mundial tras realizar la mejor gira de polvo de ladrillo de la historia al ganar invicto los tres Masters 1000 (Montecarlo, Roma y Madrid) mas el Abierto de Francia.



«Es un día muy especial, estoy muy feliz porque demostré que tengo mucho carácter para regresar al mejor nivel. Trabajé muy duro y estoy orgulloso de eso porque el año pasado fue muy difícil. Esto es muchísimo más que un sueño», expresó Nadal dentro del court central Philippe Chatrier tras recibir la Copa de los Mosqueteros de manos del italiano Nicola Pietrangeli, ganador en París en 1959 y 1960; Y ajustó: «jugué uno de los mejores torneos de mi carrera a pesar de los nervios y hoy un gran partido ante un adversario muy difícil”.



En una jornada nublada y con la latente amenaza de lluvia, ‘Rafa’ volvió a encontrarse con Soderling, su verdugo el año pasado al propinarle su primera derrota en el Abierto francés en los octavos de final, y con sed de revancha sacó a relucir su gran variedad de recursos tenísticos, su enorme fortaleza física y mental para imponerse con una llamativa facilidad tras 2h18m de juego.



En el primer set el español buscó contrarrestar el juego ofensivo del sueco, quien jugó de igual a igual sabiendo que su única posibilidad se situaba en tomar riesgos constantes y hacer prevalecer su juego de fondo, pero la potencia de piernas de Nadal y sus temibles passing-shots abortaron los intentos de Soderling.



En los dos set siguientes el nivel de Soderling decayó notablemente y no pudo aprovechar ninguno de los ocho puntos de break con los que contó. La inteligencia de Nadal se sitúo en forzar al sueco a largos peloteos que terminaron a menudo en errores no forzados (44 del sueco contra 16 del español).



En el tercer set el español siguió presionando con su servicio y con inteligencia táctica continuó forzando a Soderling con cambios de ritmo y variaciones de golpes, para sellar una victoria indiscutible y celebrarlo, como en cada título del Abierto francés, dejándose caer de espaldas en el polvo de ladrillo.



Por su parte, Soderling, de 25 años, vuelve a quedarse a las puertas de un título de Grand Slam como el año pasado en París, donde perdió la final ante el suizo Roger Federer, a quien en la presente edición del Abierto de Francia eliminó en cuartos de final.



«Rafa ha jugado a un nivel superlativo, no me dio ninguna oportunidad y cuando las tuve no pude aprovecharlas. Si continúa así podrá seguir ganando muchos torneos importantes, especialmente en polvo de ladrillo, y ser número 1 por mucho tiempo”, expresó el jugador nacido en la ciudad sueca de Tibro, que como consuelo le queda el haberse afianzado entre los 10 mejores tenistas del planeta y saber que desde mañana ascenderá una posición, pasando del 7mo al 6to escalafón del ranking.



Durante la quincena un Nadal en plena condición física ratificó su condición de favorito con muestras de talento, potencia y determinación en el camino a su séptimo título de Grand Slam (también ganó Wimbledon 2008 y Australia 2009) y número el 40 de su carrera.



Asimismo, ostenta un envidiable récord en el Grand Slam parisino de 38 victorias y una derrota. A los 24 años, Nadal dejó en claro que su maduración no es solo tenística sino personal, ya que tras recibir el premio saludó al público en inglés, francés, catalán y español, dejando en claro sus enormes progresos fuera de los courts.



«No creo que sea el mejor en la historia, sería muy soberbio, muy arrogante que yo diga eso. Son ustedes, los periodistas, los que podrán decir eso cuando termine mi carrera pero yo no puedo decir eso. Los números dicen que estoy siendo un gran jugador, algo que no hubiera imaginado nunca”, afirmó Nadal, quien por no haber jugado Wimbledon en 2009 tendrá una nueva oportunidad de volver a encabezar el ranking dentro de tres semanas cuando inicie el Grand Slam londinense.



Además, esta victoria sitúa a Nadal como el primer clasificado para el Masters, que agrupa a los ocho mejores jugadores de la temporada y se jugará en Londres del 21 al 28 de noviembre.



Como cada año, el court central de Roland Garros se convirtió en un desfile de estrellas, pues en el palco presidencial sobresalieron la presencia de la reina Sofía de España, el primer ministro francés Francois Fillon, los cantantes estadounidenses Beyonce y Jay-Z y el actor galo Jean-Paul Belmondo.



Al tiempo que en una nueva acción para aumentar la recaudación, la Federación Francesa de Tenis (FFT) logró programar la final en una decena de salas de cine francesas, donde la definición entre el español y el sueco fue proyectada en 3D.