·

Pretoria se dividió entre el fútbol y el rugby

La tarde deportiva en Pretoria se dividió en dos acontecimientos, por un lado se presentó el seleccionado de fútbol, la Bafana-Bafana, y por el otro el de rugby, los Springboks.


Mientras en los bares frecuentados por mayoría de jóvenes negros en los plasmas se veía el partido que el seleccionado sudafricano le ganó a Dinamarca, donde se juntan los “blancos” el canal elegido era el que pasaba el partido de rugby.



En los bares donde el fútbol estaba presente se pudo ver a la gente festejando con emoción el gol, gritando, usando las vuvuzelas y festejando la victoria de su equipo, a menos de una semana del inicio del Mundial 2010.



A metros donde todo era celebración, se veía en los plasmas y en una pantalla gigante el partido que el seleccionado de rugby de Sudáfrica, más conocidos como los Springboks, vencían en forma agónica a Gales.



Los gritos en los bares de rugby sólo se produjeron cuando Sudáfrica


marcó un try, pero se tuvo que recurrir al “video rep” para comprobar que estuvo bien marcado.



En lo único que se coincidió en los bares de “negros” y “blancos” fueron los litros y litros de cerveza se consumieron en la agradable tarde de Pretoria, cuya temperatura alcanzó los 25 grados.