·

Jorge: “No se puede financiar a las provincias desfinanciando a la Nacion”

El gobernador de La Pampa estableció límites para las demandas de las provincias en el marco de la Coparticipación Federal. Los mandatarios patagónicos definen un reclamo en bloque en la discusión con el resto de los distritos del país.


El Calafate, junio 5 de 2010) – Los gobernadores y funcionarios de las economías provinciales de la Patagonia trabajarán desde hoy en busca de un acuerdo para los nuevos criterios distributivos de la coparticipación federal, que luego deberán debatir con la Nación y las demás provincias.


La coparticipación federal es una compleja trama de impuestos y distribución, regida por una ley que tiene vigencia desde el mandato del ex presidente Raúl Alfonsín.


El gobernador pampeano Oscar Jorge y el neuquino Jorge Sapag coincidieron en señalar en diálogo con Télam cuestionamientos a ese reparto, que en su momento fue establecido por el entonces ministro de Economía Mario Brodersohn.


En función de los ingresos de las provincias patagónicas por regalías hidrocarburíferas, la coparticipación para ellas fue menor. “Es un error, las regalías no tienen nada que ver con los impuestos coparticipables”, apuntó Jorge.


El gobernador de La Pampa afirmó –no obstante- que la nueva ley de coparticipación deberá mejorar el financiamiento de las provincias “sin provocar desfinanciamiento de la Nación”.


Oscar Jorge se encontró anoche con su par fueguina y convocante de este cónclave, Fabiana Ríos (ARI), además del mandatario de Neuquén, Jorge Sapag (MPN), y el anfitrión Daniel Peralta (FPV).


No pudieron asistir por problemas de agenda los gobernadores Miguel Saiz (Río Negro, UCR) y Mario Das Neves (Chubut, FPV), pero enviaron a ministros de Economía y Coordinación en su representación.


El pampeano explicó a Télam que “un nuevo régimen de coparticipación no se basa solamente en el índice, sino en que nadie reciba menos de lo que está recibiendo, lo que implicará tener un plus para hacer justicia redistributiva”.


“Las provincias están ajustadas en cuanto a sus finanzas y esta discusión debe aportar justicia con una ley de coparticipación, pero el cambio debe hacerse en base a un plus, a un excedente, sin desfinanciar a nadie”, explicó el gobernador.


Indicó que cada provincia patagónica “tiene su posición”, pero que pueden analizar el tema en base a “su problemática común” y “tratar de lograr una posición de acuerdo a sus condiciones”.


Dijo que hay distintas propuestas para conversar con el gobierno nacional, que justamente se discutirán desde hoy en el encuentro de El Calafate.


Recordó que la nueva ley de coparticipación está pendiente desde la reforma de la Constitución Nacional de 1994, y que el propio texto superior estableció plazos “que no pudieron cumplirse”.


“En esto hay una distribución primaria, de la Nación a las provincias, y otra secundaria, entre las provincias. No es fácil avanzar y acordar, pero lo importante es que hay que hacerlo buscando justicia”, afirmó el gobernador pampeano.



Por su parte el neuquino Sapag advirtió que “Las provincias patagónicas tienen estos recursos (gas y petróleo), pero no por eso deben ser postergadas”.


Ambos gobernadores y funcionarios de Economía de las restantes provincias coincidieron en la necesidad de buscar nuevos criterios distributivos “justos”, con el consenso de las 24 jurisdicciones nacionales, y basados en una mayor masa coparticipable.


Actualmente la distribución secundaria –entre las provincias- distribuye alrededor de 5.000 millones de pesos por mes.


De ese monto, Río Negro recibe un 2,49 por ciento; La Pampa un 1,85 por ciento; Neuquén un 1,71 por ciento; Santa Cruz y Chubut un 1,5649 por ciento; y Tierra del Fuego (cuya creación como provincia fue posterior a la ley de coparticipación) un 1,22 por ciento.



(Daniel Lorenzo/Telam)