·

Messi, el as de espadas que debe sacar a la cancha Maradona

Lionel Messi es el mejor jugador del Mundo, así lo marcó su temporada en el Barcelona y por eso recibió reconocimientos de propios y extraños, y es el as de espadas que tiene preparado Diego Maradona para que de su mano pueda conducir al seleccionado argentino en el Mundial.


La estrella del Barcelona, salvo en esporádicas ocasiones, no pudo rendir en el seleccionado argentino en el nivel que muestra con regularidad en España.



Cuestiones de planteos de los diferentes entrenadores, pasando por José Pekerman, siguiendo por Alfio Basile y llegando a Maradona, también conspiraron para que Messi sea el Messi del Barcelona.



También es cierto que la actitud del rosarino en la Selección tampoco pareció ser la que muestra, por caso, Carlos Tevez y eso genera insatisfacción en la gente, pero son cuestiones de personalidad.



Maradona sabe que con Messi bien tendrá una ventaja que puede ser clave, por eso lo puso con Juan Sebastián Verón en la misma habitación.



Lo que busca el entrenador del seleccionado argentino es que Verón lo aconseje, le transmita la pasión de la camiseta, que Messi tiene pero que evidentemente siente de otra manera.



Si Messi está bien, las posibilidades de Argentina de salir campeón son más que grandes, porque él solo puede definir un partido cerrado, de esos que parecen no tener solución, como hacía Maradona en su época de jugador.



En estos días en Pretoria el cuerpo técnico argentino está tratando de que todos sus dirigidos se sientan cómodos y distendidos, pero en especial el astro del Barcelona.



¿Dónde tiene que jugar Messi? Durante mucho tiempo los supuestos expertos del fútbol remarcaban que Messi debía arrancar de derecha al medio y ahí establecer la diferencia.



Pero resulta que Guardiola en esta temporada lo dejó suelto, flotando muchas veces por el medio, siendo enlace o nueve casi de punta, y también marcó diferencia.



La clave para el juego de Messi estará en que pueda entrar en contacto con la pelota cerca del arco de rival y de frente al mismo.



Si Messi tiene que retroceder hasta la mitad de cancha para tomar la pelota, gambetear cinco jugador y hacer todos los goles como el de Diego a los ingleses podrá destacarse pero no será lo desequilibrante que necesita el equipo.



En eso está trabajando Maradona, en generar sociedades entre Messi y Di María, Messi y Verón, Messi e Higuaín, para que desde esos encuentros el delantero de Barcelona tenga los espacios para desequilibrar.



Es cierto que el fútbol es ensayo, entrenamientos, pruebas, partidos y por cuestiones de calendario el seleccionado argentino no cuenta con nada de eso, pero hay cosas que se pueden arreglar y cuando hay talento todo es mucho más fácil. Y en este caso lo que sobra es talento.



Carlos Juvenal I Telam