·

Argentina: cuatro finales y dos títulos mundiales

El seleccionado argentino disputó cuatro finales mundialistas, de las que ganó dos, en 1978 y 1986, mientras que se ubica en el cuarto puesto de la tabla histórica de la Copa del Mundo, por detrás de Brasil, Alemania e Italia.


El representativo «albiceleste» perdió las finales de 1930, 4-2 contra el local Uruguay y de 1990, 1-0 contra Alemania. Argentina tiene en la tabla histórica 112 puntos y está a 39 del tercero, Italia, con 65 partidos jugados, 33 ganados, 13 empatados, 19 perdidos y un rendimiento del 57 por ciento. Marcó 113 goles y recibió 73.



En Uruguay 1930, el seleccionado argentino dejó en el camino en la primera fase (dentro del grupo A) a Francia (1-0), México (6-3) y Chile (3-1); en semifinales a Estados Unidos (6-1) y perdió la final con Uruguay (4-2).



La figura fue el goleador del certamen, Guillermo Stábile, con 8 tantos. En Italia 1934, con un sistema de eliminación directa a un solo partido, Argentina perdió 3-2 con Suecia y quedó eliminado en la primera fase.



El seleccionado argentino quedó nuevamente afuera en la primera rueda en su participación siguiente, Suecia 1958, en el que compitió dentro del grupo A, con una derrota en el debut contra Alemania Federal (3-1), un triunfo ante Irlanda del Norte por el mismo resultado y una histórica derrota frente a Checoslovaquia (6-1).



En Chile 1962, Argentina fue eliminada otra vez en la etapa de grupos, al competir dentro del grupo D. Le ganó en el estreno a Bulgaria (1-0), perdió luego con Inglaterra (3-1) y empató sin goles con Hungría. Cuatro años más tarde, en Inglaterra 1966, el Seleccionado argentino mejoró su rendimiento y llegó a cuartos de final.



Dentro del grupo B, venció a España (2-1), igualó (0-0) con Alemania Federal y derrotó a Suiza (2-0). Luego, fue eliminado por Inglaterra, que le ganó 1 a 0, en el encuentro de la recordada expulsión de Antonio Rattín.



Después de la frustrante ausencia en México 1970, fue el turno de Alemania 1974, en el que Argentina avanzó hasta la segunda etapa de grupos. En la zona D, perdió en el debut con Polonia (3-2) y luego empató con Italia (1-1) y goleó a Haití (4-1). En el grupo 1, de la segunda rueda, cayó con Holanda (4-0) y con Brasil (2-1), para cerrar su participación con una igualdad 1-1 ante Alemania Democrática.



En 1978, Argentina organizó la Copa del Mundo y conquistó su primer título, de la mano de César Luis Menotti. Dentro del grupo 1, venció a Hungría y Francia (ambos por 2-1) y perdió con Italia (1-0), derrota que lo marginó al segundo lugar de la zona y a disputar la segunda fase en Rosario. En el Gigante de Arroyito, el seleccionado ’albiceleste’ venció a Polonia (2-0), empató (0-0) con Brasil y goleó (6-0) a Perú.



Así, accedió a la final en el estadio de River contra Holanda, al que derrotó 3 a 1 en tiempo suplementario, con Mario Kempes como figura descollante y máximo goleador con 6 tantos.



En España 1982, Argentina, con el debut de Diego Armando Maradona en un Mundial, compitió en el grupo 3, donde cayó contra Bélgica (1-0), goleó a Hungría (4-1) y venció a El Salvador (2-0). Haber terminado segundo en la zona lo mandó al grupo C de la segunda rueda junto a Italia y Brasil, nada menos. Y perdió con ambos: con la ’azzurra’ (2-1) y con el seleccionado de Telé Santana (3-1).



En México 1986, el representativo ’albiceleste’ conquistó su segunda Copa del Mundo, con Carlos Bilardo como técnico y con una majestuosa actuación de Maradona, quien anotó el mejor gol de la historia de los Mundiales, que fue el segundo contra Inglaterra.



Por el grupo A, derrotó a Corea del Sur (3-1), empató con Italia (1-1) y le ganó a Bulgaria (2-0). Luego, dejó en el camino a Uruguay (1-0) en octavos; a Inglaterra (2-1) en cuartos; a Bélgica (2-0) en semifinales y a Alemania (3-2) en la final.



En Italia 1990, Argentina cayó en el estreno, dentro del grupo B, con Camerún (1-0) y luego le ganó a la Unión Soviética (2-0) y empató con Rumania (1-1).



En octavos, eliminó nada menos que a Brasil (1-0), con el memorable gol de Claudio Caniggia; en cuartos a Yugoslavia (0-0 y 3-2 en los penales); en semifinales a Italia (1-1 y 4-3 desde los doce pasos) y cayó en la final con Alemania (1-0), con un polémico penal sancionado por el mexicano Edgardo Codesal. Sergio Goycochea fue clave en las definiciones por penales para llegar a la final.



En Estados Unidos 1994, el seleccionado argentino tuvo un comienzo a toda orquesta, con Gabriel Batistuta como goleador. Goleó (4-0) a Grecia y derrotó (2-1) a Nigeria. Pero sobrevino el doping de Maradona, un golpe durísimo que propició la derrota (2-0) contra Bulgaria y la clasificación a octavos de final en el tercer lugar de la zona.



En esa instancia, el equipo de Alfio Basile perdió con Rumania (3-2) y se quedó afuera. En Francia 1998, Argentina ganó los tres partidos de la primera fase: a Japón (1-0), a Jamaica (5-0) y a Croacia (1-0).



En octavos, dejó en el camino a Inglaterra (2-2 y 4-3 en los penales) y fue eliminado en cuartos contra Holanda (2-1). En Japón-Corea 2002, el seleccionado argentino vivió una de sus mayores frustraciones de la historia.



El equipo de Marcelo Bielsa era considerado antes del certamen el mejor del mundo pero se fue en la primera rueda.



En el grupo F, le ganó a Nigeria (1-0), cayó con Inglaterra por idéntico marcador y empató con Suecia (1-1). En Alemania 2006, con el cambio de técnico sobre la marcha de las Eliminatorias (José Pekerman sustituyó a Bielsa), Argentina arribó a los cuartos de final.



Debutó con un triunfo (2-1) ante Costa de Marfil, goleó a Serbia y Montenegro (6-0) y empató (0-0) con Holanda, en el grupo C. En octavos, dejó en el camino a México (2-1, en tiempo extra) y cayó contra Alemania (1-1 y 4-2 en los penales).




Claudio Quiroga -Telam