·

Lo salvó el tiro del final

Llorente le dio la victoria a España por 3-2 sobre Arabia Saudita en el descuento de un partido de preparación jugado en Austria. Los otros goles de los campeones de Europa los convirtieron Villa y Xavi Alonso.


España, una de las selecciones favoritas para conquistar el próximo Mundial, sufrió hoy para poder ganarle 3-2 a Arabia Saudita, en un amistoso jugado en Austria. Fernando Llorente le dio la alegría a los dirigidos por Vicente del Bosque con su conquista en tiempo de descuento. El partido, disputado en el estadio Tívoli de Innsbruck, sirvió para demostrar que España está todavía lejos del nivel que se supone debe tener como favorito, aunque prosigue su racha victoriosa.



Vicente del Bosque, en tanto, no ocultó nada y en el primer partido amistoso antes del Mundial paró a un equipo muy similar al y jugó con un único delantero, un esquema que le gusta mucho. Sergio Busquets y Xabi Alonso actuaron como ejes del equipo y luego llenó la delantera de jugadores bajos, con David Villa como máxima referencia. Con todo, se notó que el equipo está todavía en la primera fase de preparación para el Mundial.



España entró fría en el partido y Arabia Saudita tuvo su primera gran chance a los 10 minutos, cuando Hazazi eludió a Casillas y remató desviado con el arco solo. Pero, tuvo revancha el equipo árabe sólo siete minutos más tarde, cuando de un córner que no pudo desviar Gerard Piqué –sumado a una mala salida de Casillas- y aprovechó Hawsawi para poner el sorpresivo 1-0, con un remate certero del central.



Fue ahí cuando el campeón europeo se concentró y dejó de tomar el partido como un amistoso, con un Iniesta con muchas ganas, ávido de recuperar su mejor forma tras la lesión que le dejó sin jugar en el final de temporada. De sus botines nació, precisamente, el empate, que llegó tras una buena combinación colectiva. Iniesta mandó el centro para Villa, quien cabeceó sin oposición a la red.



El desarrollo no cambió mucho en el segundo tiempo. Aunque, a los 15, Xavi Alonso consiguió el 2-1 que tranquilizaba un poco más a Del Bosque, quien movió el banco y puso cuatro cambios consecutivos, en los que apostó a jugadores por las bandas con las presencias de Jesús Navas y de Pedro, quien debutó con la selección, por ejemplo.



Lejos de mejorar, el juego siguió siendo desprolijo e irregular, lo que aprovechó Arabia Saudita para poner el empate transitorio, por intermedio de un disparó de Al-Sahlawi disparó que se desvió ligeramente en la espalda de su compañero Al-Numare, lo que despistó a Casillas. Pero España tenía guardada una carta, la del delantero del Athletic de Bilbao, Fernando Llorente, quien con su cabezazo preciso tras un córner permitió que España encontrara la tranquilidad necesaria para los amistosos que le quedan antes del Mundial de Sudáfrica.