·

Argentina es el país con más representantes en la final de la Champions League

En plena recta final rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, el fútbol argentino puede enorgullecerse de ser el país con mayor número de representantes "extranjeros" en la final de la Liga de Campeones que jugarán mañana Inter y Bayern Múnich: cinco.


Según la agencia de noticias DPA, Martín Demichelis defenderá la camiseta del club alemán y Javier Zanetti, Esteban Cambiasso, Diego Milito y Walter Samuel harán lo propio con la «nerazzurra».



La supremacía se reduce sólo a los futbolistas que no nacieron en los países de donde son las entidades protagonistas porque el Bayern, a diferencia del Inter, tiene una muy importante base alemana en su plantel. En los de Milán, italianos sólo hay cuatro y ninguno se prevé que sea titular.



Brasil suma cuatro embajadores -Julio César, Lucio, Maicon y Thiago Motta, todos en el Inter- y Holanda también, aunque sólo tres son jugadores -Wesley Sneijder del lado de los milaneses y Mark van Bommel y Arjen Robben del de los bávaros, con Louis van Gaal en el banco-.



El dato toma mayor trascendencia al tenerse en cuenta que la importancia de los cinco en las preferencias de sus técnicos no es periférica, sino capital.



Demichelis es uno de los centrales indiscutibles para Van Gaal, al punto de haberle pedido tras un roce entre ambos a comienzos de temporada que le demostrara que era su mejor defensor.



Demichelis y Samuel se consolaron mutuamente cuando quedaron fuera de Alemania 2006.



La importancia de Zanetti, Cambiasso y Milito para el Inter se refleja claramente no sólo en su titularidad a prueba de altibajos, sino también en la predilección de Massimo Moratti. «Zanetti», respondió el presidente del Inter cuando el diario «La Repubblica» le pidió el domingo que destacara a un jugador del club por encima de todos. «¿Y después? Cambiasso, pero confieso mi admiración por Milito».



Zanetti es simplemente «Il Capitano», el jugador con mayor número de presencias en la entidad de los que están en actividad y una leyenda para los hinchas. La labor de raspar y jugar de Cambiasso en el mediocampo fue creciendo año a año desde que llegó en 2004. Milito es el goleador de la temporada, pero sus tantos son sólo la guinda de un pastel táctico que oxigena al equipo y le da enorme profundidad.



Después de sufrir una seria lesión de rodilla, Samuel recuperó su fama de defensor confiable y contundente cosechada en los viejos tiempos de la Roma.



Los cinco protagonizarán la final con mayor cantidad de futbolistas argentinos de la historia. En las de 2000 y 2001 también hubo media decena de representantes, pero uno de ellos fue un técnico: Héctor Cúper.