·

Independiente despidió a su DT y ya eligió a un reemplazante

Américo Rubén Gallego fue destituído hoy como entrenador de Independiente por decisión de la Comisión Directiva. La decisión se tomó tras una reunión en Puerto Madero entre el DT y el presidente Julio Comparada. El club le ofrecerá el cargo al ex DT de Arsenal, Daniel Garnero.


En declaraciones realizadas a Radio Del Plata, el presidente del club, Julio Comparada, confirmó que el elegido para reemplazar a Gallego es Daniel Garnero, ex DT de Arsenal y campeón con el Rojo en el Clausura ’94.



El mánager del club, César Luis Menotti explicó más temprano que las razones de la ida del «Tolo» no se debieron a cuestiones del juego o futbolísticas ya que «su paso por el club ha sido positivo».



Explicó que la intención de la Comisión Directiva es «retomar ciertos valores ligados a un proyecto, como ser el estilo de conducción y cuestiones económicas».



En declaraciones a Radio La Red, Menotti sostuvo que el club de Avellaneda tiene un mente otro tipo de conducción de grupo porque no puede ser que se promocione a diez jóvenes y después nueve vuelvan a sus divisiones».



«El futuro entrenador tiene que tener desarrollo de gente joven en el primer equipo y una misma línea de trabajo y coherencia en todas las divisiones inferiores», añadió.



Afirmó además que «Gallego se maneja con presupuestos que exclusivamente resuelve problemas, pero no podemos traer a veinte jugadores. No nos lo permite el presupuesto y no nos garantiza el éxtio, si no, miremos al Real Madrid».



Por otra parte, aseguró que si el equipo era campeón, hubiera sido más complicado pensar en cambios, «pero tal vez lo analizábamos de la misma manera porque su ida no fue por no haber logrado el campeonato, sino por un estilo de conducción».



«El análisis pasa por encima del éxito deportivo, los cuestionamientos no pasaron por si puso o sacó a algún jugador. Ganar un campeonato no es una obligación, es una aspiración. La obligación es hacer las cosas bien y ser transparente», sostuvo el DT campeón del mundo con Argentina en 1978.



Por último, negó que vaya a reemplazar a Gallego porque «no le permitiría al presidente (Julio Comparada) que me ofrezca el cargo porque si soy mánager, soy mánager y si soy entrenador, soy entrenador».