·

Rodríguez criticó a Martín por el Dimuvi

En el marco de un áspero debate por la problemáticas habitacional, le reprochó no haber puesto en marcha la normativa que creó la dirección Municipal de la Vivienda. El presidente del Concejo pidió bajar a la banca para hablar del tema.


(Río Grande, mayo 12 de 2010) – Un proyecto de acuerdo del DEM con el gremio de UTA por la cesión de 50 lotes fiscales generó en el Concejo Deliberante un áspero debate durante el cual, a pesar de las disidencias hubo coincidencia casi unánime en criticar el deplorable papel del Ejecutivo en el tratamiento de la problemática habitacional.


Aunque anticipó su apoyo al proyecto de convenio marco enviado por el Ejecutivo, el presidente del Concejo, Juan Pipo Rodríguez bajó a la banca para participar del debate, marco en el cual deslizó una severa crítica al intendente por no haber puesto en marcha el proyecto de creación de la dirección Municipal de Viviendas (DiMuVi), aprobada en julio de 2006. “Creo que se equivocó, que tuvo una herramienta ejemplar”, lamentó Rodríguez, quien recordó que Martín decidió ignorar la ordenanza (que tenía partida provista en los años recientes), a pesar de que “El intendente en ese momento salió a elogiar el proyecto”.


El presidente del cuerpo admitió que los propios concejales deben compartir las culpas por la falta de soluciones habitacionales, ya que “Se crean expectativas que después no se hacen realidad”.


La discusión por el tema se había iniciado cuando se le dio tratamiento al Asunto 264 elevado por el Ejecutivo Municipal y referido a la Carta de Intención celebrada entre la UTA y el Municipio local para que dicha entidad gremial, en el futuro pueda acceder a terrenos para sus afiliados.


Presentada la propuesta, la concejal Miriam Boyadjian adelantó su voto negativo argumentando que desde su Bloque se estaba proponiendo una profunda reforma en la entrega de tierras por parte del Municipio al tiempo que subrayó que la metodología del Municipio para llevar adelante este tipo de Convenios contrastaba con las posibilidades reales de entregar terrenos.


El concejal José Ojeda -si bien adelantó que apoyaría la iniciativa a favor de la UTA- aclaró que la suscripción de diferentes Cartas de Intención para la cesión de tierras constituía una cuestión política coincidiendo, en este punto, con la Concejal Boyadjian en cuanto a la disponibilidad de tierras para dar cumplimiento a la misma calificando la iniciativa de “poco seria” dado que se “le genera expectativas a los afiliados a la UTA de poder acceder a una solución habitacional”.


El concejal Ariel Pagella, por su parte, defendió la iniciativa y sostuvo que la misma permitiría “reducir el déficit habitacional que existe en la ciudad de Río Grande” tras lo cual cargó contra el Gobierno de la provincia al decir que “históricamente la responsabilidad para dar soluciones al déficit habitacional; de viviendas o de terrenos tenía que ver con las posibilidades de solución a implementar, por parte de la provincia a través del IPV”.


Por lo tanto “si las gestiones no fueran tan lentas, no estaríamos discutiendo si es conveniente o no firmar Cartas de Intención con algunos sectores de la sociedad”.


Y opinó que “habría que poner el acento en dónde primaria y centralmente están las responsabilidades ara resolver los problemas que hoy esta atravesando la provincia de Tierra del Fuego”.


Tras lo cual el concejal Gustavo Longhi replicó y le manifestó a Pagella que “parece desconocer las Ordenanzas que tenemos vigentes, hace 14 o 15 años que tenemos vigente en la ciudad un Banco de Tierras, y esta gestión municipal lleva 10 años administrando el Municipio”. Y consideró que la propuesta para aprobar la Carta de Intención “es una clásica propaganda electoral”.


Longhi opinó que el IPV tiene un alto grado de responsabilidad en la política habitacional pero mencionó que “el Municipio también tiene responsabilidades y este Municipio en particular tiene la responsabilidad, incumplida hasta la fecha, y es incumplimiento grave como es el desconocer la existencia de la Dirección Municipal de Vivienda que todos acompañamos”.


Y aseguró que “lo único que podemos exhibir y que ha hecho el Municipio es haber entregado la Chacra XI y se le muestra como el gran símbolo de la solución habitacional y se han entregado solo 780 lotes de los cuales se han firmado muchísimas Cartas de Intención que en algunos casos no se van a poder cumplir”.


Por lo tanto pidió “racionalidad” a aquellos “que nos quieren enseñar como hacer las cosas” y sugirió “cuando tengan tierras para entregar tienen que agarrar el listado y darle a quienes están esperando”.


Pagella, en tanto, consideró importante hacer referencia al hecho de que “Chacra XI ha sido en los últimos años una de las mayores soluciones que se han puesto en práctica para felicidad de los vecinos que están viviendo en el lugar” y recordó que el Municipio ya cuenta con “más de 200 lotes frente a Chacra XI” por lo que “falta ahora que el Municipio inicie un plan de urbanización para que estos lotes se puedan entregar”.


El concejal José Ojeda, por su parte, insistió en recordarle a su par Pagella que “hay una Ordenanza (DI.MU.VI.) que va mucho más allá de la entrega de tierras sino que además trabajaría con el tema de la vivienda; y la posibilidad de créditos y convenios”


Y criticó que “algunos de los presentes hacen propaganda con la posibilidad de la primer vivienda pero la vivienda nunca se va a poder concretar si no se pone en funcionamiento el DIMUVI.


También subrayó que la Municipalidad “después de 10 años entregó 800 lotes después de una lucha y un cruce de culpas con el Concejo Deliberante, y sin embargo, el Concejo Deliberante tuvo que hacerse cargo de todas las críticas”.


Además recordó que durante el 2009 “aprobamos un convenio de canje que hoy no esta plasmado en un plan de urbanización” por lo tanto pidió “sinceridad”.


En tanto la concejal Miriam Boyadjian aseguró que “hasta ahora no hemos visto los resultados y listado de gente a la que se le ha entregado tierras” y opinó que “no se esta haciendo una correcta evaluación para la entrega” por lo que sugirió que “el Municipio no envié más cartas de Intención hasta tanto reglamentemos bien el sistema de adjudicación y el programa general de tierras que estamos presentando y que solicita la Carta Orgánica”.


Finalmente, el concejal Raúl Moreira opinó que “todo esto es producto de la falta de planificación” entendiendo que “si Río Grande hubiera tenido planificación como debiera ser hoy no tendríamos los problemas que tenemos hoy de obras para poder entregar viviendas en Chacra XIII; en Chacra XI” y aunque acompañó el proyecto del Municipio y la aprobación de la Carta de Intención, Moreira subrayó que en realidad el apoyo “es hacia la gente de la UTA que también merece contar con el acompañamiento”.

Escuchar Audio