·

Al empatar Estudiantes ve como se esfuman sus chances de campeonato

Estudiantes igualó sin goles con Rosario Central, en la cancha de Quilmes. El árbitro del partido, Federico Beligoy, le mostró la roja directa a Verón, que no podrá jugar el domingo que viene en Santa Fe, ante Colón, por la última fecha del torneo.


Estudiantes no pudo mantener la punta del torneo Clausura de fútbol al empatar 0 a 0 ante Rosario Central, que jugará la promoción, y ya no depende de sí mismo para alcanzar el título.



No fueron esas las únicas malas noticias para Estudiantes, que pese a jugar un mal partido en general tuvo sus opciones para convertir, porque fue expulsado su emblema, Juan Sebastián Verón, quien no estará en la definición.



La previa mostraba a un Central que debía ganar sí o sí para mantener chances de salvarse de la promoción y un Estudiantes que esperaba una caída de Argentinos para sumar los tres puntos que le dieran el campeonato.



El partido arrancó demasiado impreciso y con el pelotazo como


protagonista, por lo que ni Verón ni Benítez podían hacerse eje y


abastecer a la «Gata» Fernández y Boselli, que estaban muy aislados.



Ni siquiera con pelotas detenidas ambos equipos podían crear situaciones para sacar el cero del tanteador.



Nada pasó en el partido hasta los 31 minutos, cuando Verón salía jugando por la mitad de cancha y en su lucha con Rivero le propinó un codazo que fue visto por Beligoy, quien sin dudarlo le mostró la tarjeta roja.



Con la desventaja numérica, todo se le hizo cuesta arriba al mediocampo «pincha» porque Benítez debía cumplir la doble función de defender y crear, y Sosa junto a Pérez, que tenían que desbordar por los costados, se cerraban y chocaban permanentemente.



El planteo de Leonardo Madelón, pese a tener un jugador más, no cambió y esperaba detrás de mitad de cancha con sus tres líneas bien pegadas para no entregarle espacio para jugar a Estudiantes.



La única vez que un jugador rosarino pudo quedar mano a mano con un arquero fue recién a los 35 minutos, cuando una proyección de Danelón por derecha derivó en un centro rasante que Zelaya, sin marca desde el borde del área chica, remató mordido y facilitó la respuesta de Orión.



Desde los cinco minutos del segundo tiempo, en coincidencia con el segundo gol de Independiente, la gente empezó a presionar desde las tribunas y pareció contagiar por algunos instantes a los jugadores, que empezaron a sentir el desgaste físico.



Eso le dio más ánimo a Estudiantes, que sin embargo carecía de ideas para ser profundo y generar peligro para el arco defendido por Orión.



Alejandro Sabella no modificó en ningún momento su esquema de juego y prefirió aferrarse al punto que estaba consiguiendo que lo dejaba bien parado.



Así y todo tuvo tres chances claras para poder festejar su segundo título en tres años. Primero fue Sosa con un tiro desde la medialuna del área que se fue cerca del travesaño.



A los 31 minutos, fue Boselli el que tuvo el título en sus pies, tras recibir un gran pase en cortada de Sosa, pero no supo vencer a Galíndez, que lo achicó bien y tapó con los pies su tiro cruzado.



Seis minutos más tarde, Sosa fue quien se la robó a Valentini en la salida, encaró solo hacia el arco y ante la salida de Galíndez quiso esquivarlo, pero el arquero rosarino resolvió muy bien y evitó una vez más la caída de su arco.



Y en el mismo momento en que Argentinos anotó el empate 3-3 en la Paternal, Desábato quedó solo con la pelota picando en el punto del penal, pero elevó su remate.



Las caras largas del final fueron mutando cada vez más y quedaron perplejas al momento que Caruzzo anotó el cuarto de Argentinos para arrebatarle la punta a una fecha del cierre.



Estudiantes tendrá en una semana no sólo la definición del Clausura, en la que viajará a Santa Fe para visitar a Colón, sino también el partido de ida en Porto Alegre contra Internacional por los cuartos de final de la Copa Libertadores.




Síntesis



Estudiantes: Orión; Rodríguez, Cellay, Desábato, Ré; Pérez, Benítez, Sánchez, Verón, Sosa; Fernández Y Boselli.


DT: Alejandro Sabella.



Rosario Central: Galíndez; Danelón, Valentini, Boggino, García; Chitzoff, Paglialunga, Rivero y Ambrosi; Zelaya y Figueroa.


DT: Leonardo Madelón.



Cambios en el segundo tiempo: Al inicio Gervasio Núñez por Ambrosi (RC) y Maximiliano Núñez por Fernández (E); 13m Carrizo por Chitzoff (RC); 22m De León por Zelaya (E); 41m Matías Sánchez por Pérez (E) y 43m Leandro González por Boselli (E).



Incidencia en el PT: 30m expulsado Verón (E) por agresión.



Arbitro: Federico Beligoy.


Cancha: Quilmes.