·

Cancelaron vuelo a Ushuaia por fallas en el combustible

Los vuelos que no despegaron pertenecen a Aerolíneas Argentinas-Austral y los aeropuertos que se vieron afectados fueron los de Comodoro Rivadavia, Ushuaia y El Calafate.


(Río Grande 07 de mayo de 2010) En YPF, empresa que provee el combustible, explicaron a LA NACION que, una vez detectado el «problema logístico» en el transporte de JP1 desde la refinería de la firma en Dock Sud hacia las aeroplantas situadas en el sur del país, se desplegó un operativo de emergencia que permitió suplir el combustible defectuoso «en cinco horas» y que se informó a las compañías de la situación.


Sin embargo, esta versión se contrapone a lo expresado por fuentes de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) que dijeron a LA NACION: «Por la información que tenemos, anteayer a algunos aviones se les cargó el combustible afectado, por lo que debieron quedarse en el aeropuerto para la extracción y limpieza de los tanques».


En APLA dijeron que el combustible se puede «contaminar», ya sea por la mala reacción de un químico con el que se prepara o por filtraciones en los tanques con elementos tales como el agua.


Al ser el JP1 un combustible con un refinamiento mayor que las naftas que se utilizan en los automóviles, el nivel y cantidad de controles son superiores y más estrictos. Desde que se carga en el barco cisterna hasta que llega a una aeronave es revisado en tres etapas, que coinciden con el paso del combustible de la refinería al barco, de éste a las aeroplantas y de allí a los aviones. Si en cualquiera de estos pasos el JP1 no cumple con los estándares establecidos por la autoridad nacional, el combustible debe ser desechado y reemplazado.


«Concretamente, pedimos a los operadores aéreos que los aviones salieran de Aeroparque con combustible suficiente como para hacer la ronda de ida y vuelta (y no tener que reponer combustible en el Sur) y que, mientras se transportaba una nueva remesa de JP1 hacia la Patagonia, se ofrecieran como alternativas de carga las aeroplantas de Trelew y Puerto Madryn», aseguraron en YPF.


Los vuelos que fueron cancelados son el AU 2632, Neuquén/Comodoro Rivadavia/Aeroparque, y AU 2898 Ushuaia/El Calafate /Aeroparque. En la línea aérea explicaron a LA NACION que los dos vuelos ya habían despegado al momento de recibir la notificación. «Uno de ellos se encontraba en vuelo cuando supimos que no se podía cargar combustible en los aeropuertos del Sur, por lo que llegó y se quedó toda la noche en el lugar», explicó el vocero.


«La otra aeronave ya había llegado a uno de los puntos de destino y en el momento que se le iba a cargar el combustible para regresar a Buenos Aires nos enteramos de que el JP1 no estaba en condiciones, por lo que también esperó hasta ayer a la mañana cuando llegaron dos camiones con el combustible para que pudiera regresar a Aeroparque», aseguró el vocero de Austral.