·

Ushuaia conmovida por el asesinato de un taxista

Antonio Toledo falleció por las heridas recibidas en el ataque que le propinó un delincuente en la noche del martes. Ushuaia está conmovida por el hecho y protestó en las calles pidiendo mayor seguridad.


(Río Grande, mayo 5 de 2010) – El jefe del Servicio de Terapia Intensiva del hospital de Ushuaia, Marcos Colman informó que el taxista apuñalado anoche, Antonio Toledo, falleció esta tarde, alrededor de las 19.10, producto de un paro cardiaco.

Toledo tenía 64 años, y fue internado en Terapia Intensiva por politraumatismo, debido a heridas cortantes y punzantes varias; y hasta antes de su desceso se encontraba en coma farmacológico, con pronóstico reservado.



La gobernadora Fabiana Ríos aseguró hoy que se han desplegado todos los recursos humanos y materiales con los que cuenta la Policía provincial para capturar al agresor del taxista Antonio Toledo, asesinado en un intento de asalto ocurrido en Ushuaia.



En igual sentido, Ríos anunció que también se ha requerido la colaboración de Gendarmería Nacional para llevar a cabo las tareas de búsqueda del delincuente.



Toledo falleció en el Hospital Regional Ushuaia, tras recibir una gravísima herida en el cuello, agredido por un supuesto pasajero que, tras atacarlo, huyó del lugar sin robar nada.



El hecho movilizó a todo el gremio de choferes de la capital provincial que durante toda la jornada mantuvieron el corte de calles en la zona céntrica, reclamando por mayores medidas de seguridad.



A partir de las 19 se llevó a cabo una marcha y un cacerolazo, convocados por los taxistas y gremios estatales, que recorrían las distintas dependencias gubernamentales y la sede de la Legislatura, exigiendo ser recibidos por las autoridades.



Según la información dada por el gobierno provincial, desde ésta madrugada la Gobernadora está en permanente comunicación con el Jefe de la Policía para interiorizarse de la marcha de la investigación.



Por la tarde se llevó a cabo una reunión en Casa de Gobierno de la que participaron funcionarios del Ejecutivo provincial y municipal, autoridades policiales, de Gendarmería Nacional, legisladores, representantes de la Asociación de Taxis y de la Cámara de Comercio, entre otros, para analizar la situación y buscar respuestas para los trabajadores del volante.