·

Esteban Guerrieri ganó en Bélgica

Esteban Guerrieri logró su primer triunfo de la temporada en la World Series by Renault. Se impuso con lluvia en Spa-Francorchamps tras aprovechar una penalización a diez rivales.


Sublime. Así puede definirse la victoria de Esteban Guerrieri (ISR Racing) en Spa-Francorchamps. El piloto argentino hizo un trabajo brillante bajo la lluvia y ganó la segunda carrera de la segunda fecha de la World Series by Renault. Tras partir 12°, el de Mataderos terminó delante de todos.



Una fuerte tormenta se hizo presente en el mítico circuito belga en el comienzo de la prueba, que ni bien se largó tuvo que ser detenida ya que las condiciones no se prestaban para la competición. Cuando el clima lo permitió, tras 30 minutos, se reanudó la prueba y se hicieron dos giros con el auto de seguridad en pista.



El líder era el inglés Jake Rosenzweig (Carlin), quien había obtenido la pole. Guerrieri ya era décimo y buscaba la posición del francés Nelson Panciatici (Junior Lotus), a quien superó rápidamente. Antes de la parada obligatoria en los boxes Rosenzweig seguía cortado adelante. Parecía que nada ni nadie podrían arrebatarle la victoria…



Una vez que el puntero ingresó a los boxes el australiano Daniel Ricciardo (Tech 1) tomó el liderazgo. Pero en la décima vuelta los diez primeros de la clasificación, salvo el piloto argentino, decidió ingresar a boxes.



Eso le permitió al de Mataderos tomar el liderazgo que hizo la parada en el giro siguiente. Volvió a pista como líder ya que aprovechó la penalización de un pase y siga a quienes lo precedían en pista por haber cortado camino en la última variante.



Guerrieri empezó con un ritmo endemoniado más allá de las condiciones de pista. Le hizo diferencias al resto y llegó a sacarle seis segundos al italiano Daniel Zampieri (Pons). Detrás de ellos el ruso Mikhail Aleshin (Carlin), Ricciardo y el monegasco Stefano Coletti (Comtec) brindaron un gran espectáculo en el que prevaleció éste último.



Finalmente, Guerrieri vio primero la bandera de cuadros. Así logró su segunda victoria en la especialidad ya que había ganado en Montmeló en el cierre de 2008. Fue escoltado por Zampieri y Coletti. Aleshin fue cuarto y sigue liderando el torneo.



Éste éxito de Esteban Guerrieri fue clave para su continuidad en Europa. El argentino seguiría su campaña en la categoría. El de Mataderos, que casi había perdido todas sus esperanzas de correr a nivel internacional, siguió creyendo. Lo mismo que su equipo, el ISR Racing. Esa confianza fue retribuida con un triunfo de alto vuelo en el mítico Spa-Francorchamps.




Fuente: CORSA