·

Un estupendo Ginóbili, llevó a los Spurs llegaron a las semis del Oeste

San Antonio venció a Dallas por 97-87 como local en el sexto juego y cerró la serie de cuartos de final por 4-2. Manu anotó 26 puntos y fue el máximo goleador de su equipo. Manu fue el goleador de los Spurs, al convertir 26 puntos (5-13 dobles, 2-6 triples y 10-12 libres) en 38 minutos, durante los cuales también bajó 2 rebotes y entregó 5 asistencias.


«No queríamos jugar un séptimo partido. Teníamos que ganar en nuestra casa». Agotado pero feliz, Emanuel Ginóbili reconoció con estas palabras la importancia de la victoria por 97-87 con la que San Antonio venció a Dallas y cerró 4-2 la serie de cuartos de final de la Conferencia Oeste de la NBA. Ahora se enfrentará con el ganador del duelo entre Phoenix (3) y Portland (2).



Manu fue el goleador de los Spurs, al convertir 26 puntos (5-13 dobles, 2-6 triples y 10-12 libres) en 38 minutos, durante los cuales también bajó 2 rebotes y entregó 5 asistencias. El base George Hill aportó 21 tantos y Tim Duncan, 17 puntos y 10 rebotes. En Dallas, Dirk Nowitzki finalizó con 33 tantos y Caron Butler, con 25.



San Antonio se adelantó 7-0 y cuando llegó la primera penetración con bandeja de Manu (9-2), Dallas entró en pánico. Con una racha de 9-0 en los últimos 5m17 del primer cuarto, los Spurs ganaron 22-8 el parcial. Dallas se fue cabizbajo con un paupérrimo 22,2 por ciento de efectividad en tiros de campo. Su dueño, Mark Cuban, quien prendió la mecha al decir que odia a San Antonio, se agarraba la cabeza.



El envión continuó en el comienzo del segundo período, ya que con un doble y un libre de Ginóbili, San Antonio quedó 27-8 al minuto. Para colmo, en Dallas se fue Dirk Nowitzki al banco con 4 faltas. El resultado: bandeja de Manu y dos libres de George Hill para la máxima ventaja (41-19).



Pero los Spurs se relajaron y con Caron Butler y Rodrigue Beaubois, los Mavericks descontaron en los últimos 3m30 con una racha de 11-3 para que San Antonio se fuera al descanso arriba por 47-34.



La siesta local siguió en el tercer cuarto. Dallas apostó a los lanzamientos a distancia y con 6 tantos de Nowitzki logró un parcial de 10-2 en 2m27 para reducir la desventaja a cinco tantos: 49-44. Comenzaba un nuevo partido.



Ginóbili se mostró como conductor y aportó un triple para el 54-48. Pero entre Beaubois y Nowitzki se encargaron de poner por primera vez a Dallas al frente del marcador: 57-56 a 4m57 del cierre del parcial.



Manu no permitió la sorpresa generalizada y enseguida clavó un triple para volver a darle el liderazgo a San Antonio. El local intensificó la defensa y cerró mejor para irse 70-63 al último cuarto.



Nowitzki estaba imparable y llegó a los 31 puntos cuando anotó dos libres para el 78-76 de San Antonio. En los Spurs, ante la doble defensa sobre Duncan, aparecieron Hill y McDyess para ponerse 86-78 a 4m08 de la chicharra.



Gregg Popovich resolvió darle el comando ofensivo a Ginóbili sobre el final, pero Manu se equivocó en un par de oportunidades. Aunque cuando San Antonio mandaba por 91-85 a 1m16 del final, fue el argentino quien desequilibró con lanzamientos libres para desatar el delirio de los fanáticos.